Ya llegó por decirlo de alguna manera la parte bonita del campeonato nacional, cuatro equipos tradicionales, los más grandes en afición se verán las caras a partir de este fin de semana en clásicos con tinta de polémicos que han sido los más seguidos en las últimas décadas.

Liga Deportiva Alajuelense que se aferra a conquistar por tercera vez la copa de campeón de manera consecutiva, mientras que Saprissa tratara de olvidar el fiasco que fue esta campaña al inicio .Cartago y Herediano en resolver su eterna lucha por defender el caótico suceso de 1992.
De los dos equipos más viejos del país, aún recuerdan pocos aficionados la última vez que lograron ser campeones, el polvo aún viste sus copas y el año de emitido el trofeo tiene poca visibilidad. Considero que es el momento perfecto, para que alguno de estos dos salga con todo y nos de a los ticos el gusto de ver otro equipo campeón que no sea ni la Liga ni Saprissa.
Durante esta semana, persiguiendo notas me preocupa un aspecto que sin duda alguna de manera automática se traslada a la selección nacional: los jugadores no saben hablar, tampoco expresarse y parecen manejar un cassette en su cabeza con el mismo discurso.
“Es un bonito juego, todo el equipo esta motivado, no es ventaja empezar como visita, respetamos al rival”… puedo dar fe que muchos colegas se han tomado la tarea de preguntar aspectos futbolísticos como Cristian Sandoval, Harrick Mc Klein y estos seguro por no saber como responder no han contestado como debieran las preguntas.
De quién es la culpa, del Departamento de Prensa. La misión de un jefe de prensa no es solo llevar a los jugadores a las conferencias de prensa y hacer notas para la página, va más allá de ciertos aspectos tales como enseñarles a mostrarse en medios de comunicación.
Tendrán idea los jugadores a nivel internacional cuanto puede afectar este aspecto, si lo saben menosprecian el medio tico puesto que no se desarrollan como deberían de hacerlo. No es posible que se vaya a entrevistar a los jugadores y todos salgan con el mismo discurso y lo peor es que lo dicen casi que de memoria. Es una falta total de respeto a la prensa nacional  que viaja tan lejos por calidad de notas y que ellos no colaboren. Tampoco me parece que los jefes de prensa lleguen y decidan ellos quienes van hablar, eso es limitar el derecho a la información. Hoy yo quería hacer una nota especial con el arquero Patrick Pemberton y no pude porque no le tocaba hoy hablar, vaya manera de manejar las cosas.
Cuando llegan a la selección es lo mismo, luego nos quejamos de que no sean llamados a ligas de verdad pero a nivel internacional detalles como estos llegan a marcar una gran diferencia.

Comentarios

Comentarios

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.