Momento en el que el árbitro expulsa a Antoine Griezman. nau.ch

Cinco puntos para observar en la jornada de la Champions europea, ya va destilando los clubes que pueden competir, y los que pueden campeonar.

1) La victoria del Liverpool 3-2 contra el Atlético en Madrid postula a ambos como candidatos serios. La victoria pudo haber sido para cualquiera de los dos. Con Salah y Griezmann (doblete) como protagonistas, el regreso de Van Dijk, que algunos consideran el mejor defensor del mundo, estabiliza la defensa del campeón de la Champions 2019. El regreso de Griezmann al Atlético con Joao Felix le da peso en ataque sin tener un centrodelantero. Un penal tonto de Mario Hermoso dio la victoria a Liverpool.

2) Barcelona es muy chato y Madrid toma vuelo. Ni Gavi, ni Busquets, ni los DeJong pueden encender la hoguera de un equipo chato. Ni siquiera prendió cuando entró Ansu Fati y mostró chispazos, y para alguien que le toca heredar el «10» de Messi a tan corta edad. Aparte ,el insulto de ver a Coutinho irrescatable para encender la mecha de ataque. Entonces, la fórmula del vestigio del equipo clásico: pase de Jordi Alba y gol de Gerard Piqué y una exigua victoria 1-0 sobre el Dinamo Kiev.

Anuncio
Haz click en la imagen y únete a la comunidad hoy.

 

El Madrid recupera su eje de tracción en el medio, con Modric, Casemiro y Kroos, pero Vinicius como una punta de lanza que entra como cuchillo, y ahora concreta también y combina con Benzema. Vinicius era uno de esos jugadores que tenían muy buen acelerador pero sin freno, pero el brasileño parece ha madurado. Y su gol es de antología.

Y todo esto mientras calentaban el Clásico contra el Real Madrid el domingo.

3) El espíritu de lucha del Man United en la victoria 3-2 contra el Atalanta. Tiene que mejorar su juego mucho – con o sin Cristiano – pero la entrada de Rashford, Cavani y cia. estimularon la remontada contra el Atalanta, tras estar perdiendo 2-0 en la primera mitad en casa, por primera vez en su historia. La figura: Bruno Fernandes y sus pases.

4) El Bayern Munich, callado, aplastó a su rival, el respetable Benfica. Esperó el regreso de Leroy Sané, y el conjunto está sólido y bien armado, como siempre y sea quien sea el entrenador. Es un triunfo de la directiva, igual que el actual Barça es producto de un fracaso dirigencial. En este renglón se encuentran también el Man City, PSG y Chelsea. El calibre de éstos se verá en las fases de eliminación del torneo.

5) Entre el Inter, Villareal, la Juve y Sevilla, y los clubes de Red Bull, veremos cuales tienen pasta para llegar a la fase eliminatorias. Y por una jornada, el Sheriff de Transnitria/Moldavia fue un club normal, con un jugador, Sebastien Thill, que muestra que le sobran grandes destellos y golazos.

Keyvan Antonio Heydari es un reportero deportivo. Le puede seguir @keyvanantonio en twitter.

Comentarios

Comentarios