domingo, 28 de noviembre de 2010
Esteban Pagán Rivera / Primera Hora

La polémica de las elecciones de la Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF) continuará, por lo menos, por dos semanas más luego que la candente Asamblea General que inició en la mañana de hoy en Puerta de Tierra fuera detenida hasta el próximo 12 de diciembre.

Durante estas próximas dos semanas, el Comité Ejecutivo de la FPF se comprometió a permitir que la Comisión Electoral designada consulte todos los archivos de la oficina federativa para poder certificar una lista de votantes hábiles para las elecciones presidenciales. Durante los pasados días, la Comisión y su presidente Roger Yates habían insistido en que no avalarían una elección durante el día de hoy porque no se les había permitido consultar los archivos para certificar los votantes.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

Al fin de cuentas, ni una sola votación se dio en la Asamblea, que estuvo llena de discusiones desde el minuto que inició a eso de las 9:30 de la mañana hasta pasado el medio día. Tal como se había adelantado, la primera intervención fue de la Comisión Electoral, que a través de Noel Rodríguez, declaró su posición de no avalar las elecciones, ni la misma Asamblea.

Mientras, el secretario general de la FPF, Frankie Gautier, quien intentó dirigir la Asamblea, quiso llevar a votación la moción para mover o no las elecciones. Sin embargo, la mayoría de los presentes no dejaron que se realizara la votación al entender que la lista de votantes no estaba certificada por la Comisión. Incluso, Rodríguez y el presidente de la Comisión, Roger Yates, insistieron en que no se podía llevar a cabo ninguna votación de ninguna índole y que la Asamblea era ilegal.

“No puede haber una votación. No hay una lista hábil de votantes. Para efectos de la Comisión, nadie está certificado”, insistió Rodríguez, al causar una ola de aplausos.

Sin embargo, la insistencia del Comité Ejecutivo y de Gautier de celebrar la asamblea llevó a que los ánimos se caldearan y los presentes no permitieran la ponencia de algunos de sus compañeros y se escucharon ataques personales hacia Gautier. Incluso, Gautier llamó “fuera de lugar” a Rodríguez por su insistencia en presentar una moción para cancelar la Asamblea, lo que llevó al reproche de la mayoría de los presentes.

El único sector que se vio a favor de la celebración de las elecciones y que presentó mociones para celebrarla fue el de la mayoría de los clubes de la Puerto Rico Soccer League, quienes reclamaban, a través de Steven Álvarez, presidente del River Plate-Puerto Rico, que eran clubes al día con la FPF y que deseaban votar, tal como se había establecido.

Incluso, los retadores a la presidencia de José “Joe” Serralta expresaron a la Asamblea que no tuvieron a tiempo la lista certificada de votantes, por lo que no pudieron presentar sus planes de trabajo. Serralta es retado por Eric Labrador, Anita Rabell y Alberto Ramos.

Cuando Serralta intentó continuar con la Asamblea para dar su informe, la mayoría de los presentes se pararon de sus asientos y se fueron a conversar a la parte trasera del salón, lo que llevó al vicepresidente de los Islanders de Puerto Rico, Jorge Pierluisi, a recomendar un receso de 15 minutos para aclarar la situación, moción que fue rápidamente aceptada por Serralta.

Luego del receso, uno de los representantes enviados por la FIFA, Harold Mayne-Nicholls, tomó su turno al micrófono y aclaró que el organismo mundial sólo vino en calidad de observador y no podía tomar una determinación alguna, pero recomendaba la celebración de la Asamblea, sólo si el Comité Electoral lo aprobaba.

Eso llevó a más “dimes y diretes” entre los presentes, lo que llevó a que, de manera sorpresiva, Serralta recomendara un receso hasta el 12 de diciembre para continuar la Asamblea. “Les voy a dar cursos de lo que es una elección transparente. No tenemos nada que ocultar”, dijo Serralta. “Como presidente tengo que llevar la voz cantante, yo tengo que ser el líder de este grupo que está aquí. Yo quiero que el fútbol de Puerto Rico siga hacia adelante en un ambiente transparente”, añadió.

Sin embargo, ni en el receso se pudieron poner de acuerdo los votantes, ya que la mayoría reclamaba que el voto se hiciera entre todos los presentes, sin importar la cantidad de votos que tenían para las elecciones. Se intentó realizar un voto entre todos los afiliados, pero a falta de acuerdos entre los presentes, Serralta dio la orden presidencial para terminar los trabajos por el día y continuar el próximo día 12 en el mismo lugar.

En cuanto a una posible multa por parte de FIFA por no celebrar las elecciones en noviembre, tal como había advertido Gautier, Serralta dijo a Primera Hora que se reunió con los representantes para lograr una prórroga, la cual fue concedida.

Comentarios

Comentarios