Anuncio
Jackie Marrero en acción ante Martinica. Suministrada

Primera mitad

Puerto Rico se encontró sometido por el equipo de Martinica. Ante esto Puerto Rico se vio forzado a abusar del juego directo y cambios de orientación como solución ante la defensa de Martinica. Luego abusaron excesivamente del portero Laurendi como hombre libre.

Puerto Rico en su salida era ineficiente debido a que la altura de los carrileros no estaba siempre adecuada a los contextos, debido a ello, en algunas ocasiones, no se encontró un juego rico dentro-fuera o fuera-dentro. En defensa no se orientó adecuadamente la presión.

Anuncio
-$75.00 el mes oferta introducción - info. 7876031146 Héctor Maldonado

 

A nivel más micro en la medular careció de jugadores que se identificaran como próximos, cercanos, intermedio y alejado. Ninguno se posicionó como hombre libre por detrás de la línea de presión, ni como vértice ni foco que es presentarse desde atrás a adelante. Luego el concepto de 3er hombre fue inexistente.

Pases destensados al igual que los jugadores, pases al pie sin crear ninguna ventaja, jugadores mal perfilados sin herramientas para resolver situaciones como mirar lejos o mirar antes (herramientas). Jugadores poco intensos tanto al recibir y la conducción sin mucho objetivo como fijar y atraer, entre otras. Las mejores ocasiones o creaciones pasaron por Oikonnen y Cabrero que jugaban de fuera para adentro intentando regatear y conducir para crear alguna situación favorable. Sin duda para mí Oikonnen fue el mejor jugador.

Las ocasiones de gol fueron 2 a favor de Martinica y 0 para Puerto Rico.

La primera ocasión fue producto de varios errores en salida donde Juan O’Neill se encontraba mal perfilado; por no mirar antes, otorga un pase a Barry. Por detrás de O’Neill saltaba a presionar un jugador de Martinica intuyendo que daría un pase al central. Este iba con clara intención de robar la pelota. El control de Barry no fue el mejor. Intentó luego regatear al jugador de Martinica que le robó el balón y se encontró en situación 1 vs 1 contra Laurendi, el Portero que atajó a favor de Puerto Rico; era la primera ocasión de gol de Martinica.

La segunda ocasión de gol surge de una situación en la que Cabrero consigue rebasar por medio de conducción a los dos medios de Martinica que se encontraban desajustados en la medular. Luego dio un pase a Ramos que fue anticipado por el central, sin duda por falta de tensión. Este después controla, conduce y emite un pase al delantero que se hundió como hombre libre y giró con el control creando situación de 4 vs 3.

El error de Puerto Rico fue que nadie le saltara o intentara temporizar al jugador que ha robado la pelota. El segundo error fue la falta de intensidad al replegar. El delantero de Martinica hizo una conducción ejemplar atrayendo y fijando a los 3 centrales por dentro para luego otorgar pase con ventaja a jugador mejor posicionado y libre por fuera. Esa acción lo dejaría en situación de 1 vs 1 contra el portero boricua. Laurendi salva a Puerto Rico de nuevo.

La primera mitad concluye 0 a 0, a pesar de que Martinica fuese mucho mejor en el juego. Las mejores conexiones de Puerto Rico fueron por el lado derecho. La sociedad Martínez-Cabrero fue bastante buena otorgando profundidad. Por el contrario, del lado izquierdo y la sociedad Cosme-Oikonnen no fue tan asertiva. Sin embargo, fue Oikonnen quien consiguió un disparo con intento a puerta y sale por encima del travesaño, después logró un centro lateral.

Segunda Mitad

En el minuto 45 se emite cambio de Rivera por Oikonnen. En el Minuto 47, Martinica encontró el primer gol. Luis Cosme anticipó, pero no controló la pelota que volvió a manos de Martinica. Por esa acción quedó mal posicionado. Por su parte, Calderón que se notaba con poca intensidad, no pudo controlar un pase a profundidad y dividido ejecutado por Martinica. El delantero de Martinica recuperó la pelota, mientras que Rivera y Cosme estaban mal posicionados y se quedaron observando.

Calderón estaba en inferioridad posicional y numérica 2 vs 1. El jugador de Martinica ejecutó un pase atrás a un jugador libre en apoyo que luego hizo un centro buenísimo a un toque dirigido. El jugador dentro del área, que también está solo y mejor posicionado que Vélez, golpeó la pelota con la cabeza y definió haciendo el 0 a 1.

Por los próximos minutos, casi hasta la entrada de Marrero, se encontraba un Puerto Rico sin sensaciones de poder empatar. Puerto Rico comenzó a someter intensamente a Martinica con la entrada de Marrero y una conducción de Rivera a quien le hicieron falta que como resultado dejó a Martinica con 10 jugadores. La primera ocasión de Puerto Rico viene por medio de falta directa ejecutada por Ramos en el minuto 75. Marrero encontraba dar a Puerto Rico lo que le faltó todo el partido: posicionarse como hombre libre en el vértice, es decir, por detrás de la segunda línea de presión. Desde ahí conseguía hacer paredes y utilizar el concepto de 3er hombre para obtener ventajas al igual que por medio de conducción y regate para desequilibrar a la defensa de Martinica.

En el minuto 85, Martinica conseguía su 4ta ocasión de gol, en un ataque posicional.

Martinica metió dos pases seguidos a jugadores por detrás de la segunda línea de presión de Puerto Rico, porque el espacio entre líneas era de mucha distancia entre ellas. En el segundo pase los de Martinica hicieron una pared por el medio que no progresa por esa zona y acabó en zona lateral. Inmediatamente dan un pase al delantero y este intentó regatear a Barry. El de Martinica gana el duelo individual solamente por fuerza, no por habilidad. Posteriormente, ejecutó un pase atrás al segundo delantero quien hizo otro pase atrás al medio que atacaba sin marca y con ventaja. Intentó definir, pero lo atajó el portero boricua.

El juego acabó 0 x 1 a favor de Martinica bien merecido. Puerto Rico solo consiguió ser superior por 20-25 minutos tras la entrada de Marrero y la expulsión del jugador de Martinica. El equipo visitante acabo teniendo 4 ocasiones de gol claras mientras que Puerto Rico tuvo una. Quisiera ver un Puerto Rico con más herramientas en el juego que les habilite a resolver contextos, herramientas tanto micro como macro.

Durante la semana leí varias columnas sobre el partido, sobre el técnico, etc. mas no estoy de acuerdo con el contenido de las versiones emitidas. Las críticas que hiciera el técnico entiendo que fueron muy acertadas pues los jugadores de Martinica disputan competiciones en Francia y otros países donde las 4tas divisiones son más competitivas que las 1eras de Puerto Rico. Por consiguiente, los jugadores de aquí serán menos competitivos. Eso no es culpa de nadie, simplemente ellos tienen esa posibilidad y los nuestros, en su mayoría, no. Como consecuencia, ante mayor competitividad, mejor jugador y mejor desarrollo.

Al técnico que recién empieza y solo lleva un partido hay que tenerle paciencia. Lamentablemente para él, es una selección que hace mucho no gana. Ya va mucho tiempo entre empates y derrotas; son muchos partidos, pero es una nueva etapa,y nadie quiere ganar más que un jugador y un técnico en los partidos.

También escribieron que la formación les compete a los clubes. Aunque sí es cierto que los clubes deben formar, también la selección está obligada a formar. Messi ha dicho varias veces “tengo el potrero de Argentina y el profesionalismo de Europa”. Eso significa que aunque Messi solo jugó 9 años en Argentina- desde sus 4 años a los 13- el resto fue en las selecciones; entonces, la selección forma jugadores. Sobre los entrenamientos de selección mencionaron que en Puerto Rico se entrena muy poco en las selecciones. ¿Las demás selecciones no? A mí entender los clubes liberan a sus jugadores después del último partido y durante la semana de fecha FIFA.

Otro argumento que se utilizó en los escritos fue los habitantes per cápita de cada país. Eso no tiene nada que ver con las herramientas ni la formación que se les otorguen a los jugadores. Uruguay es un ejemplo de ello al igual que Islandia. Se reconoce a Uruguay como potencia en Sur América y compite teniendo una población de 3 millones de habitantes, mientras que otros países suramericanos que tienen más habitantes en su confederación no compiten al mismo nivel como Chile, Bolivia, Colombia, entre otros.

En las versiones emitidas sobre el juego y los jugadores se mencionaron la ausencia de transiciones y mediocentros defensivos. Para mí es un análisis a medias y hasta simplista. Me explico, si yo ataco bien defenderé bien y viceversa. Aclaro, si ataco posicionalmente, posiblemente no tendré transiciones rápidas, y buscaré ventajas por otros medios para llegar a un fin: el gol.

Ahora si durante ese ataque mis jugadores están bien posicionados y perfilados ante perdida, se dará presión tras perdida como concepto. Si lo pido, le indicare el rol a cada uno de los cercanos e intermedios para que se dé. Si fuese efectiva, el rival no tendrá su transición. Entonces depende de dónde se pierda la pelota y se efectúe la presión tras perdida. No necesariamente será mi mediocentro defensivo quien recupere la pelota. Por otro lado, si quiero repliegue, pediré esto, pero indicaré quien presionará para temporizar. El rival probablemente no tendrá una progresión rapidísima. Por consiguiente, mi equipo se encontraría replegado posiblemente en superioridad siempre numérica y posicional.

El jugador para mí es un todo, es global y así lo entiendo yo. Al jugador no se le enseña aunque está constantemente aprendiendo del juego. El jugador se les da unas herramientas, y él busca la solución. Ante la presión organizada de Martinica, Puerto Rico buscó un juego directo para resolver ese contexto. Como el juego es caótico está plagado de errores y es normal que se cometan errores en el partido, por lo tanto normalmente gana el que más aciertos tenga. Prueba de ello son estas palabras de Henry que dijo: “A mis 30 años comencé a aprender a jugar de nuevo”.

Para concluir, quisiera que se entiendan mis palabras como una manera de expresar mi oposición a otras versiones del partido y postpartido. Se han emitido versiones como soluciones universales. No hay tal cosa como soluciones universales. Veo el fútbol como complejo y caótico en el que hay muchas maneras de formar, desarrollar, analizar partidos, metodologías, organizaciones y sus estructuras. Ninguna está mal o incorrecta, simplemente son diferentes. Siempre y cuando se tenga un objetivo y se sepa encarar ese objetivo, todo lo demás se dará como resultado.

Comentarios

Comentarios

¡Conviértete en un miembro de FBNET y apoya con solo $15.00 anuales las operaciones de este portal! Ayuda a mantener este portal libre y trayéndote las noticias que tu quieres leer.