Choque de trenes; así se pronosticaba el encuentro entre el Fußball Club Bayern München y el Fútbol Club Barcelona. Ambos clubes favoritos por sus respectivas aficiones, e incluso, las no tan suyas. El campeón alemán contra el “campeón” español; y por qué no, un Alemania-España. Una semifinal de Champions digna de cualquier final.


Bastaba escuchar el ambiente en el Allianz Arena para pronosticar un espectáculo. Son pocas las aficiones que logran imponerse ante las hinchadas alemanas, y el himno blaugrana se escuchó a través de todo el partido, alto y claro. Pero el balón rueda en la cancha, y como rodó.


La primera parte del partido fue todo para el Bayern; el equipo bávaro se hizo del balón como pocos han logrado hacerlo ante el Barcelona. Los primeros quince minutos se caracterizaron por la desaparición en escena de Messi e Iniesta, y por los contra ataques del equipo teutón. El partido no se libró de las polémicas arbitrales. Piqué cortó un disparo de Philipp Lahm con la mano, pero el colegiado Viktor Kassai no marcó la pena máxima y el balón continuó rodando. Al minuto 25 cayó el primer gol del partido. El centro al área de Arjen Robben a la cabeza de Dante permitió que este asistiera a Thomas Muller, que con un cabezazo clavó el primero en la portería del equipo catalán.


El Barcelona comenzó a recuperar la posesión, pero el trabajo de Javi Martínez en el mediocentro robando balones fue de vital importancia para conservar el resultado. La segunda polémica arbitral llegó tras un balón en el área que pegó en la mano del chileno, Alexis Sánchez, pero que por segunda vez el Sr. Kassai pasaba por alto. En 45 minutos el Barcelona sólo logró rematar una vez, (fuera de la portería) a diferencia del Bayern que alcanzó 6 remates (3 de ellos a portería). Así, el Bayern se fue al descanso con la mínima ventaja posible.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.


Rodaba el balón en el segundo tiempo.


Se veía un Barcelona más calmado y contundente. Andrés Iniesta propuso rápidamente la primera de la segunda parte, sin embargo, un dudoso fuera de juego puso fin a la jugada. Poco duró la calma. Al minuto 49, tras un córner de Robben, Super Mario Gómez se asoció con Thomas Müller quien le acomodó el esférico para poner el marcador 2-0. Al minuto 71 Luiz Gustavo ingresó en sustitución de Mario Gómez, pero el nivel del Bayern no disminuía. Dos minutos después de la sustitución Arjen Robben puso el 3-0 en el marcador y el Bayern conseguía lo inesperado.


Marcarle dos goles al Barcelona no es misión imposible, pero aventajarles en el marcador 3-0 es sin duda admirable. Pero el balón aun rodaba en Múnich y la Champions sabe darnos sorpresas (pregúntenle al Málaga). Bartra tuvo el primero a sus pies cuando se encontraba sólo en el área alemana, pero el disparo se fue a las gradas por encima de la portería de Manuel Neuer; falta de experiencia o mala suerte, algo es seguro, Bartra no se olvidará de aquella ocasión. Müller anotó el 4-0 tras un gran pase de David Alaba al minuto 82. Tras el gol, Heynckes decidió darle descanso al autor del doblete y el peruano Claudio Pizarro ingresó al terreno de juego. (Me atrevo asegurar que Jupp Heynckes en aquel momento recordó la errónea sustitución de Müller en la final ante el Chelsea). Tras el gol se vino la primera, y tardía, sustitución del Barcelona.


Kassais pitó el final del partido y el Bayern celebraba en el Allianz Arena. 


La victoria del Bayern no debe caer como sorpresa a aquellos que han dedicado su tiempo a seguir, no sólo el crecimiento de la Bundesliga, sino también la imponente temporada que está haciendo este equipo. A sólo 3 partidos de completar un triplete histórico, el Bayern no sabe que récords le quedan por romper, o que rivales les falta por vencer.


El Barcelona es un equipo capaz de meterle un 5-0 al más grande de sus rivales, y mucho más en el Camp Nou; que no quepa la menor duda de que van a por ello. Pero ojo, que el Bayern como visitante, esta temporada, no se minimiza ante nadie:  
  • En 15 partidos fuera de casa en liga no ha perdido ninguno. 
  • En 2 partidos fuera de casa en la Pokal, no ha perdido ninguno.
  • En 5 partidos fuera de casa en la Champions League ha perdido un solo partido y lo hizo 3-1 ante el BATE el 2 de octubre de 2012.

La grandeza de este Bayern está con pie y medio en Wembley. ¿Será que por fin Robben, Lahm y Schweinsteiger logran hacerse de un título europeo?

#MIASANMEISTER … 


Yelena Hazim
Hasta la próxima. 

Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorPaliza Alemana.
Artículo siguienteAlemania 8 – España 1
Edwin Jusino
Director Ejecutivo de FutbolBoricua.net. Actualmente estudiante de Historia de las Américas en programa combinado Maestría/PhD de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, Recinto Metropolitano. Lleva más de una década cubriendo el fútbol de Puerto Rico. Actualmente está trabajando su disertación doctoral sobre el pasado presidente de la FPF, el Dr. Roberto Monroig. Hincha del Club Atlético de Madrid y de la Selección Nacional de Fútbol de Puerto Rico. Puede contactarle via twitter o Instagram en @erjusinoa