Anuncio

Así diría mi amigo cubano, Antonio Garcés, si se refiriera a lo que está pasando en la Federación Puertorriqueña de Fútbol a solo setenta (70) días de las elecciones federativas. Como boricuas diríamos “se formó el lío de las vacas” o “se armó el bochinche.”

Todo esto viene a consecuencia de que la asamblea general, casi por unanimidad, votó a favor de adelantar las elecciones que se pretendían celebrar a fines del año 2019. ¡Que guame!

Sin respetar reglamentos, códigos y estatutos. A la trágala. Con el poder único y la potestad del que preside. Pero… se le volteó la cosa.

Anuncio
¿Quieres lograr obtener una beca deportiva o jugar en el exterior en algún club? ¡Solicita nuestro servicio de video perfiles hoy! Visita nuestro shop y escoge entre nuestras opciones. Haz click en la silueta.

Aquellos, que en otras ocasiones, hacían ciegamente lo que se ordenaba se rebelaron por distintas razones. Unos apetecen la silla y otros se han dado cuenta del desastre deportivo y administrativo que permean en la FPF. Actuaron con firmeza y con razón. He hablado con algunos de los inconformes y me han declarado que hoy se arrepienten de haber tomado decisiones equivocadas.

Y si alguien sabe que los que por él votaron antes y ahora están en gran mayoría en contra, debe pensarlo antes de sufrir una aplastante derrota.

En el cubaneo de mi amigo se trata de que ahora, de parte y parte, “se cantaron las cuarenta.” Antes, todo bien y luego… ”se formó la Fiesta del Guatao.” Usted se preguntará: ¿que significan todas esas frases cubanas? ¿Por que se traen a nuestra atención?

Sencillo amigo lector. A comenzado una pelea interna entre el presidente Labrador y cinco (5) miembros del Comité Ejecutivo que fueron los que promovieron el adelanto de las elecciones, con razón, la asamblea general los ratificó y ahora empieza lo bueno.

Aquellos estatutos y códigos quieren usarse para definir quien tiene la razón. Hemos señalado en varias ocasiones que los mismos fueron escritos bien cargados hacia la permanencia de la presidencia y con unas incongruencias entre sus artículos que pocos entendían. “Taylor made”, dirían en Castilla la Vieja.

Busque anteriores columnas mías sobre el tema y encontrará las incongruencias y disparates entre estatutos, reglamentos y códigos.

Me llamaron personas interesadas en la verdad para decirme que ahora, una parte quiere aplicar unos artículos de los estatutos y el código electoral y otros aplicar lo contrario. Les indiqué que se debe aplicar lo que no es amañado, que los cinco miembros están en lo correcto y les recordé que el poder supremo de la FPF es la Asamblea General y punto.

Comentarios

Comentarios

¡Conviértete en un miembro de FBNET y apoya con solo $15.00 anuales las operaciones de este portal! Ayuda a mantener este portal libre y trayéndote las noticias que tu quieres leer.