Jugador de Cayey es consolado luego de quedar fuera en los cuartos de final ante el Colegio en la temporada 2017-2018. Por Richie Mercedes | Archivo

En la resolución se suspende por un año la utilización de la cancha de la UPR de Cayey

Lunes, 29 de octubre de 2018 (San Juan, Puerto Rico) – La Oficina de Torneo de la Liga Atlética Interuniversitaria (LAI) emitió en la mañana del lunes la resolución de la Vista Administrativa sobre un incidente antideportivo en el partido de fútbol entre los equipos Delfines de la Universidad del Sagrado Corazón (USC) y los Toritos de la Universidad de Puerto Rico (UPR) de Cayey, producido el pasado 23 de octubre en el recinto cayeyano. El encuentro se reanudará el 16 de noviembre en el Bayamón Soccer Complex.

En resumen, el incidente antideportivo se registró en el minuto 81 con el marcador 4-3 a favor de la UPR de Cayey, cuando hubo un saque de banda a favor del equipo de la UPR de Cayey. En el mismo surge un choque por acción del juego entre un jugador de Cayey y uno de USC. En secuencia, un Delfín empujó a un jugador de Cayey lo que llevó al árbitro impartir orden y aplicar el reglamento con una tarjeta al jugador de Sagrado.

Anuncio

 

El ámbito del partido se describió como “normal hasta que un espectador se acercó a la línea de banda a insultar al jugador de Sagrado y este fue protegido por sus compañeros de equipo. A este espectador se unen más fanáticos invadiendo el terreno de juego hasta llegar al contacto físico contra los jugadores de Sagrado que fueron tirados “al suelo y agrediéndolos en el rostro”. Ambos equipos, Sagrado y Cayey, intentaron parar las acciones de la fanaticada y los árbitros suspenden el partido en el minuto 82.

Con las declaraciones de entrenadores de ambos equipos, directores atléticos de ambas instituciones, tripleta de árbitros asignados, presentación de evidencias, videos e interrogatorio del director de torneo, Carlos Vázquez, la LAI determinó:

“Luego de analizar el informe de los árbitros y a ver escuchado las partes en la vista administrativa, se hace la siguiente violación al Reglamento General de la LAI, por parte de la institución de UPR Cayey:

Artículo 127. Ninguna institución, estudiante atleta, profesor/a de educación física, dirigente, árbitro, anotador/a, oficial, director/a Atlético/a o persona conectada con una institución de forma alguna: Sección 8. Ofender o injuriar palabras, gestos o cualquier otra forma pública, árbitros, oficiales de juego, estudiantes, directores/as u oficiales de la LAI, personal docente, administrativos y estudiantes atletas entre otros. Sección 9. Provocar agresiones o riñas con los árbitros, estudiantes atletas, oficiales de juego, público u oficiales de la LAI, personal docente y administrativo, entre otros.

Artículo 128. Los violadores/as del Código de Disciplina sufrirán las siguientes consecuencias: Sección 1. Por violación al Código de Disciplina – suspensión no mayor de un (1) año, excepto en el caso de las secciones 9 y 16 del artículo 123 que podría conllevar una suspensión no mayor de dos (2) años.

Por lo tanto, la institución UPR Cayey se le sanciona de la siguiente forma:

• No se podrán celebrar partidos como sede local en el deporte de fútbol por un (1) año

• Para poder aspirar a poder celebrar partidos sedes de fútbol deberán instalar de forma permanente un área demarcada, entiéndase una valla o verja de seguridad que divida totalmente al público del área de juego

• Deberán presentar evidencia escrita sobre proceso de investigación para identificar a la persona que agredió al jugador de USC

• Identificar de forma inmediata a la persona que agrede al jugador de USC, de esto no ocurrir, la UPR Cayey se expondrá a una sanción aún mayor, ya sea a aumentar aún más el término a no poder jugar como local

• Entrenador de UPR Cayey es amonestado por conducta antideportiva hacia un directivo de la liga, y se le advierte que de tener algún tipo de situación de conducta antideportiva de cualquier forma se le aplicara el reglamento en su totalidad

• Jugadores sancionados, ya sea por expulsión y las tarjetas amarrillas les seguirán contando como lo establece el reglamento.

En cuanto al resultado del partido, se determinó reanudar el mismo en un lugar designado por la liga, para la fecha del 16 de noviembre de 2018, el cual cumpla con los requisitos de seguridad mínimos para el desarrollo de un partido oficial de futbol. Esto será bajo las condiciones en que este fue detenido, entiéndase participando los jugadores que estaban en cancha en ese momento, y con el tiempo restante. Ambos equipos deberán presentar la plantilla de jugadores convocados para el encuentro y tener en cancha los jugadores que estaban en dicho momento, los árbitros comenzarían el partido según fue detenido, y jugaran según el criterio que este estaba llevando el partido.

Esta conducta no es tolerada por nuestra organización y estamos totalmente conscientes que sus instituciones tampoco respaldan este tipo de conducta, por lo que exhortamos a que orienten nuevamente a todos sus jugadores y fanáticos de las consecuencias de sus actos durante su participación de los eventos deportivos”.

La LAI ha impartido duras sanciones en los pasados cuatro años a instituciones (atletas, dirigentes y personal) y a los fanáticos por la alta incidencia de violencia que se ha incrementado en este periodo. La organización ha apoyado la campaña estudiantil de #TodosSomosLAI, la que busca que todos los participantes estén un ambiente de juego limpio. Además, en todos los congresillos se hace énfasis a la no tolerancia a la violencia en las sedes de los eventos deportivos y las medidas reglamentarias.

Comentarios

Comentarios

¡Hazte miembro de nuestro programa de mebresías! Visita nuestra página en Patreon y entérate de los beneficios.