Venció 3-1 al Islanders

Equipo de Puerto Rico se puso al frente pero no resistió la presión

Ganar en casa era vital para que la ‘S’ mantuviera opciones en la Concacaf

Gustavo Jiménez M. | gujimenez@nacion.com
Nacion.com
Publicado: 2009/08/26

A veces un gol en contra es una saludable llamada de atención. Saprissa empezó perdiendo ante el Islanders , pero en vez de achicarse superó el susto inicial y les sacudió la red a los boricuas.

El 3-1 coloca a los morados de vuelta en la lucha por un boleto a la siguiente fase en el torneo de la Concacaf . Perder, o incluso empatar, hubiera sido pecado mortal para los tibaseños, pues los puntos de casa se cotizan a precio de oro en el certamen regional.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

El cuerpo técnico saprissista trocó la habitual formación de tres zagueros y dos laterales por una línea de cuatro, con Víctor Cordero y Andrés Núñez encargados de patrullar el centro.

Más adelante, Douglas Sequeira y Michael Barrantes le cuidaban la espalda a Centeno, como siempre omnipresente a la hora de diseñar los ataques, aunque no siempre con el mismo acierto.

Islanders, en tanto, clavó un doble muro frente a su guardameta. Una primera aduana filtraba el juego rival en medio campo y un segundo anillo de seguridad se encargaba de desalojar las embestidas más prometedoras.

Sobre el papel parecía una trinchera eficiente para no sufrir contratiempos. Por eso a Saprissa le tomó bastante tiempo identificar las mejores rutas de acceso: durante media hora, el Islanders clavó bandera y se autoproclamó dueño del encuentro.

Para ratificar que las intenciones boricuas iban en serio, Domenic Mediate recibió una pelota frente al área, dejó botado a Víctor Cordero en el pique corto y con precisión de billarista colocó la pelota en la esquina derecha.

Saprissa acusó recibo del golpe y de inmediato proclamó voto de enmienda. En vez de echarse a morir, duplicó la marcha y consiguió apagar el fuego antes de que el incendio fuera incontrolable.

Uno tras otro. Jairo Arrieta empezó a aliviar la carga al resolver una jugada que nació desde la derecha. Poco después Centeno calibró un remate desde fuera del área y puso a ganar a los anfitriones.

Islanders quedó tendido tras ese doble gancho al hígado. Por lo visto no tenía plan B, y se desdibujó mientras la “S” ganaba confianza.

Al inicio del segundo tiempo los tibaseños completaron su tardío despertar y aumentaron la cuenta. Ese gol de Núñez afianzó el marcador y vacunó a los suyos contra algún nuevo susto en la recta final.

El cuadro visitante dispuso de una gran opción para descontar, pero entre Fausto González y el poste el tanto se les negó.

La victoria ante Islanders permite ubicar con más precisión el sitio actual de Saprissa en la Concacaf: no tiene mucho para retar al Cruz Azul, pero puede sobrevivir ante un rival de Puerto Rico

Comentarios

Comentarios