Miércoles 15 de julio de 2015
Edwin R. Jusino | FBNET

Tras medio año de haber tomado poseción en propiedad, el Comité Ejecutivo de la Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF) incumbente comenzó con el pie derecho, y de ahí se quedó cojo.

El nuevo comité ejecutivo entró a cortar cabezas. ¿Las víctimas? Marilú Otero, quien era la oficial de prensa interina, Dariel Collazo, director de desarollo, y Pedro Sálamo, entonces Secretario General. Unos por que no se les aprobaron sus contratos, otros fueron despedidos, mientras que otros renunciaron.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información

Se anunció el flamante fichaje del entrenador nacional, el uruguayo Carlos Avedissian, quien venía a remplazar a Vitor Hugo Barros. Hugo Barros, quien se rumoraba había llegado a un acuerdo por los votos de su club y varios otros clubes en intercambio de su permanencia en el programa de selecciones nacionales, no sería el último en ser traicionado.

La última víctima lo ha sido la Sra Irma Millán, quién fungía como directora de torneo de la Liga Nacional. Millán fue confirmada unanimemente en su posición como directora de torneo en una reunión del Comité Ejecutivo el pasado 12 de marzo de 2015. La semana pasada, según informó P. J. Arroyo, fue destituida. Inclusive el pasado lunes 6 de julio, el vicepresidente de la Federación José «Pepo» Brenes, habló con Oscar Rosa para ofrecerle ser el director del torneo femenino de la Liga Nacional.

A su llegada, tras renunciar a ir a una Copa Mundial femenina, Avedissian se encontró con que, a pesar de tener un contrato, no podía ejercer porque no se había presentado la visa. Los asistentes que fueron escogidos, Tony López, Carlos Toro y Cukito Martínez, eventualmente renunciarían al programa o serían despedidos, como en el caso de López.

Los problemas internos, sean los que fueron, tuvieron su repercusión en la cancha. El programa de Selecciones Nacionales se le tenía mucha fe de poder lograr éxitos nuevos, pero a la verdad es que fracasó. No por culpa del técnico, porque no fue hasta finales de junio que se le otorgó el visado de trabajo, sino por una gama de factores. Eso si, no se puede relevar de culpa al Comité Ejecutivo.

Mientras se limpiaba la casa, se asignaban a puestos a una gama de individuos que estaban vinculados con el Bayamón FC. El primero en ser nombrado fue Héctor Maldonado, ex periodista de El Nuevo Día, auto denominado abogado, oficial de prensa del Bayamón FC,  pero no relacionista público. Hasta donde tengo entendido Maldonado no cuenta con licencia de relacionista público, digo, me puedo equivocar.

Por órden de Maldonado, se impuso una censura previa a todos los medios, por excepción de aquellos que fueran aprobados por Maldonado, para que no pudieran realizar entrevistas a las chicas de la Selección Sub20; aun despues de que estas culminaran su participación con la Selección.

El segundo nombramiento, y más controversial por el momento en que llega y por sus vínculos con Traffic Sports USA y el acusado de soborno Enrique Sanz, Ignacio Rodríguez Argote, llega a remplazar a Pedro Sálamo. Además de haber trabajado en Traffic y con Sanz, Ignacio fue gerente general del Puerto Rico Bayamón FC. Y ya sabemos como terminó eso.

El tercer nombramiento lo ha sido P. J. Arroyo, quien llegaba a la Federación para re-tomar el abandonado proyecto de Mercadeo. Como acto seguido, Arroyo, quien además de trabajar con la Federación opera la empresa Playoffs Entertainment, y además fue asistente de Maritza Casiano durante el magno evento de La Roja, de entrada contrató a una compañía independiente por unos $32,000 para las transmisiones de los 10 partidos internacionales que se disputaron en Bayamón el pasado mes de junio. Eso es sin añadir el sueldo de los talentos que usaron para la producción.

En dos ocasiones Arroyo pidió una reunión con este servidor para dialogar sobre la Liga Nacional de Fútbol de Puerto Rico, y en ambas las canceló. Es curioso que Arroyo, quien no tiene ningún tipo de experiencia en organizar y bregar con las personalidades del fútbol puertorriqueño, sea designado director de torneo de la Liga Nacional y la Liga Superior Nacional Femenina. Una cosa es organizar una copita de escuelas superiores, otra cosa es un torneo de la magnitud del que pretenden organizar. ¿Puede Arroyo ser director de torneo y también director de mercadeo efectivamente en ambos lados?

Según lo estipulado por Alberto Santiago ayer en la entrevista otorgada al compañero Alejandro Díaz, Ignacio también estaría trabajando en el re-lanzamiento de la Liga Nacional. Por lo menos Arroyo tiene un chin de más experiencia que Ignacio porque ¿que experiencia tiene Ignacio de organizar una liga?

Sin hablar de que en FBNET tenemos conocimiento desde el pasdo mes de marzo que la FIFA le había dado un regaño a la Federación, y que según un oficial de FIFA estarían en probatoria por dos años. Claro, admito que esta información no se ha podido corroborar con el mismo oficial de la FIFA, y tratar de confirmar esa información con la Federación es imposible.

Por otro lado, lo que pudiera haber sido los dos legados más importantes de la administración Labrador, el Proyecto GOL y el programa de arbitraje se ha visto en jaque. Según información de fuentes internas de la FPF, el Proyecto GOL se pudiera ver entre dicho tras el arresto del oficial de desarollo de la FIFA, Julio Rocha, ya que el contrato que fue aprobado no contiene una manera de mantener las facilidades del centro propuesto en Añasco.

Por parte de los árbitros, se ha gestionado una presión increible para destituir al director de los árbitros, Jesús Lebrón, por que este ha permitido que sus árbitros trabajen con ligas que, a pesar de estar federadas y al dia en sus obligaciones económicas para con la FPF, no cuentan con el apoyo de Eric Labrador y el resto de la mayoría del Comité Ejecutivo.

Mientras el enfoque ha sido en posicionar a oficiales vinculados con el Bayamón FC en posiciones internas de la FPF y en CFU y CONCACAF, nada se ha dicho de las finanzas federativas. A pesar de contar con el bono del mundial, más el dinero que la FIFA envía por y para participar de las eliminatorias mundialistas, las deudas y los acreedores siguen persistentes. El asunto de las finanzas fue una constante el cuatrenio pasado, y hasta el momento, aparenta que todo se repetirá. Un boyante primer año seguido por problemas económicos los próximos tres.

FBNET tiene información de que aparentemente el auditor externo sub-contratado por la FPF para revisar los estados de cuentas que le ofrecen a los clubes en las Asambleas renunció o decidió no continuar ofreciendo sus servicios a la FPF.

¿Y la Asamblea General ordinaria que estaba pautada para mayo-junio para revisar los estatutos de la FPF? Hasta el momento, nadie sabe cuando la harán.

Y este es el marco con el que comenzamos la segunda parte del año 2015. Clubes que prefieren jugar en ligas federadas o no federadas desvinculadas de Bayamón, clubes que no reciben ningún apoyo de la Federación, pero que Federación necesita de ellos. Son los clubes los que, a la postre pueden y deben decidir que es lo que deben hacer. ¿Deben remover a todo el Comité Ejecutivo con un voto de no-confianza en la próxima asamblea general? ¿Deben retirarse de la FPF y crear una nueva entidad más democrática, transparente y que responda genuinamente a ellos? Despues de todo, ¿que ofrece la FPF  a los clubes? ¿Participación de la Selección? Eso es más una carga económica para los clubes y los atletas que participan de dicho programa que otra cosa. Porque todavía no ha habido seriedad de parte de la FPF y su administración en crear un programa de Selecciones Nacionales que de veras funcione. La FPF depende de los clubes, no los clubes de la FPF.

Foto: prfutbols.com

Comentarios

Comentarios