Público.es

Morovis, Puerto Rico – El COVID-19 ha sido una de las mayores debacles económicas en la historia moderna. La economía futbolística no fue la excepción, todas las ligas a nivel mundial se han visto afectadas de una manera u otra.

La Serie A es tal vez la liga que más ha sentido el impacto económico por la pandemia mundial. La ‘Gazzetta dello Sport’ publicó un estudio que revela el gran déficit económico que existe en las instituciones deportivas, tanto así que se espera que en los próximos días la liga italiana sea declarada en banca rota. El diario italiano asegura que entre clubes de primera y segunda división acumulan una deuda de 2.500 millones de euros, una cifra bastante preocupante.

La liga italiana, así como casi todas las ligas del mundo, dependen de los ingresos televisivos y sus auspiciadores. Una cancelación del torneo dejaría de ingresar 1 millón de euros a los clubes, desglosados de la siguiente manera: €600 por televisión, €200 de patrocinadores y unos €150 de taquillas, esto según el periodista económico especialista en fútbol, Marco Bellinazo.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

 

Juventus, AC Milan y Roma, son los clubes que más han sentido el impacto, teniendo una deuda que asciende a los 100 millones de euros en pérdidas televisivas, taquillas y publicidad.

Por otra parte, en la Bundesliga los equipos de mayor jerarquía como Bayern Múnich, Borussia Dortmund, RB Leipzig y Bayer Leverkusen han llegado a un acuerdo para donar unos 20 millones a la Federación Alemana, quienes a su vez se encargarán de la repartición del dinero, con el cual ayudarán a los problemas económicos de los clubes modestos de primera y segunda división.

Una bancarrota en esta liga todavía está muy lejana, la competición alemana es una de las más poderosas económicamente hablando y por el momento no es la opción, pero de ser necesario los entrenadores y futbolistas llegaron a un acuerdo de bajarse el sueldo para combatir la problemática económica.

 

Comentarios

Comentarios