Pelé compartió con niños de los programas de fútbol del Departamento de Recreación y Deportes (DRD). (Primera Hora / Juan Luis Martínez)

martes, 28 de junio de 2011
Esteban Pagán Rivera / Primera Hora

A través de los años, el deporte ha creado varias leyendas, ese tipo de atleta que con sus ejecutorias en la cancha trasciende el tiempo y deja una eterna huella en la disciplina que practica.

Hoy, el estadio Juan Ramón Loubriel de Bayamón recibió una de esas pocas leyendas vivientes del deporte. El brasileño Edson Arantes do Nascimento, mejor conocido como “Pelé”, compartió con cientos de niños puertorriqueños que nunca lo vieron jugar fútbol, pero que se vivieron una experiencia que no muchos pueden contar.

Pelé, considerado junto con Diego Maradona como el mejor futbolista de todos los tiempos, llegó ayer a Bayamón para participar en la entrega de premios de un concurso realizado por el Banco Santander. Pero antes de compartir con los ganadores, se dirigió a cientos de niños de los programas de fútbol del Departamento de Recreación y Deportes (DRD) y del Bayamón FC.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

Ve más fotos

“Nosotros vamos a apoyarlos a ustedes para que practiquen el deporte. Así empecé yo, como ustedes. Todo este esfuerzo es para que ustedes tengan la suerte que yo he tenido. Es un orgullo para mí estar con ustedes”, dijo Pelé, quien aprovechó para darles a los niños varios consejos.

“Presten atención a lo que los profesores les dicen, ellos tienen una responsabilidad muy grande. Dejan sus familias y hijos para enseñarle a ustedes, por eso, tienen que escuchar. Sean muy obedientes a los profesores, estos es muy, muy, importante”, expresó Pelé, quien se dirigió a los presentes en español.

Incluso, Pelé recordó su primera visita al Loubriel en septiembre de 1975, con motivo de un juego amistoso contra la Selección Nacional de Puerto Rico. “Yo jugué aquí en este estadio con el New York Cosmos… y ganamos”, dijo sonriente.

El legendario futbolista, aunque custodiado por oficiales de seguridad, se mostró carismático con todo el que se le acercó. Firmó cuanta bola le entregaron y no dudó en retratarse con todos aquellos que tuvieron la oportunidad de acercársele. En fin, para muchos, el día de ayer fue uno que será difícil de olvidar.

“Sé que Pelé era el mejor, que nos enseña (el fútbol)”, dijo el pequeñín Brian Cruz, de nueve años y quien practica el fútbol. Otros más grandes como Andony Burgos, de 13 años y uno de las jóvenes promesas de Caguas, dijo que la oportunidad de ver a Pelé “es una experiencia que pocos tienen”.

“Mi papá me enseñó la manera que él jugaba (Pelé). No era como (Diego) Maradona, que era haciendo trucos, sino que Pelé jugaba con fuerza”, dijo Burgos.

Otros que se gozaron en grande la actividad fueron jugadores y personal de los Islanders de Puerto Rico, quienes no dudaron en retratarse con Pelé.

“Me gustan las fotos con los campeones”, dijo Pelé al posar con jugadores y gerenciales de la Tropa Naranja, actuales campeones del fútbol de la segunda División de Estados Unidos.

“Me pareció súper buena gente, no tuvo ningún problema con firmarle a la gente ni tomarse fotos. Nos dijo que era un gusto saludarnos y que le gusta saludar a los campeones”, dijo el defensa Marco Vélez.

Clave la experiencia

La visita de Pelé marcó la llegada de una leyenda futbolera a Puerto Rico, un país que apenas comienza a escribir su historia en el fútbol.

Para Pelé, países como Puerto Rico deben apostar a la contratación y capacitación de técnicos para poder crecer en el fútbol internacional.

“La cosa más importante es la contratación de entrenadores con experiencia internacional, y también el intercambio de los jugadores”, expresó Pelé en correo electrónico enviado a Primera Hora antes de la actividad, pues no quiso ser entrevistado en persona.

De igual manera, Pelé recomendó la misma receta para el fútbol de la región de Concacaf.

“El nivel técnico es muy bueno, pero necesitan más experiencia internacional”, subrayó.

Por otro lado, pronosticó un éxito para su natal Brasil como sede de la Copa Mundial de Fútbol (2014) y los Juegos Olímpicos (2016).

“Son dos eventos muy importantes para el país y toda América Latina. Creo que será importante que Brasil haga una buena administración hasta el 2016”, sentenció Pelé.

Comentarios

Comentarios