Jonathan Faña (arriba), de los Islanders, anotó su séptimo gol ante los Strikers, quienes empataron gracias a Martín Núñez.  (Archivo)

lunes, 27 de junio de 2011
Esteban Pagán Rivera / Primera Hora

No fue una victoria, pero sí una leve mejoría.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

El director técnico de los Islanders de Puerto Rico, Colin Clarke, se cantó ayer satisfecho con el empate de sus pupilos, 1-1, en su visita a los Strikers de Fort Lauderdale el pasado sábado. El empate detuvo una racha de cuatro derrotas consecutivas en la carretera en la acción de la North American Soccer League (NASL).

“Estamos contentos con el resultado. No hemos estado jugando bien en la carretera luego de las primeras dos victorias y es bueno, finalmente, conseguir un punto. Incluso, tuvimos la oportunidad de ganar en un par de ocasiones luego de irnos adelante 1-0”, dijo ayer Clarke vía telefónica desde Miami.

Incluso, los Islanders han demostrado una mejoría defensiva tras permitir dos goles en los últimos dos encuentros. En los tres los partidos anteriores, habían permitido seis tantos.

“Es positivo, pero sigo pensando en que necesitamos una blanqueada. Ésa es nuestra meta ahora mismo”, subrayó Clarke.

Sin embargo, no todo es buenas noticias para la Tropa Naranja, que sufrió la baja del mediocampista Josh Hansen. “No luce bien. Estamos esperando por los resultados de la prueba de resonancia magnética, que llegará en los próximos días”, reveló Clarke, quien no espera contar con Hansen para los dos partidos restantes del viaje.

Los Islanders visitan el miércoles a Montreal y el lunes a Atlanta.

Comentarios

Comentarios