Acción durante el partido protestado por el Caguas Sporting ante el Puerto Rico Sol FC. Extraida Sin Censura Deportiva.

No importa quien sea el campeón del Torneo 2021 de la Liga Puerto Rico, por primera vez en la historia de nuestro fútbol tendremos que ponerle un * a quien termine como campeón del torneo gracias a la inacción de la Federación y del silencio de los clubes.

Casi dos semanas desde que el Caguas Sporting sometió a tiempo su protesta contra el Puerto Rico Sol FC y hasta la fecha, el club todavía no ha recibido ni siquiera una contestación de parte de la Secretaría General ni de la Comisión de Disciplina. Este silencio solo crea suspicacias y dudas frente a un torneo que de por sí arrancó con dudas de legitimad debido a su corta duración.

Aunque en el pasado han habido torneos cortos en el fútbol puertorriqueño, pueden visitar nuestra galería de la Historia de los Clubes de Puerto Rico para más detalles, nunca se había realizado un torneo corto sin haber dado pista de que se disputaría un segundo torneo corto el próximo semestre.

Anuncio
Haz click en la imagen y únete a la comunidad hoy.

 

Pero volvamos a la médula de esta columna, antes de que me acusen de divagar. En mis 13 años cubriendo fútbol una protesta formal de esta índole no se tarda más de 48 horas, tal y como mencionaron los Sres. Gautier y Labrador en mi artículo del pasado lunes donde informamos el asunto.

Esta dilatación del asunto demuestra una Federación incapaz de fungir como el segundo rol principal por el cual una entidad existe, el de ser un árbitro justo entre partes encontradas. ¿Para que entonces firman los clubes un acuerdo de no ir a tribunales estatales para resolver asuntos deportivos? ¿Para que los clubes pagan cuotas anuales de membresía si la entidad rectora favorecerá siempre a un club sobre el otro?

Si la Federación no toma acción asertiva no se puede declarar ningún campeón puesto que esto sginificaría validar la rotura del reglamento. Esto es sin importar quien termine campeón, sea el Puerto Rico Sol, el Metropolitan FA, etc. No se puede validar un campeón porque habrán demasiados partidos bajo cuestionamientos reglamentarios.

De hecho, de el Puerto Rico Sol FC ganar, sería otro asterisco adicional a su palmarés que cuenta con dudables campeonatos como el de los femeninos del 2019 y el del 2020. El del 2019 no ganaron bajo Puerto Rico Sol, sino fue jugando con Challengers SC y en el 2020 aunque estaban primeras en la tabla la FPF tomó la decisión de cancelar el torneo debido a la pandemia del COVID-19 y por tanto el campeonato quedó vacante.

Y por si acaso, no somos los únicos que estamos cubriendo este asunto. Ya cada vez más está trascendiendo a otros medios los problemas internos que está teniendo la administración de Iván Rivera. Solo lean este artículo de Sin Censura Deportiva, donde sugieren que la renuncia de la exdirectora de prensa de la FPF, Jessica Rosa Andino, fue por incomodidad con la administración: «hay mucho disgusto en la Federación Puertorriqueña de Fútbol y su presidente Iván E. Rivera Gutiérrez. Al parecer esto provocó incomodidad en algunos funcionarios del organismo…».

Se gana en buena lid, o no se gana. El silencio ensordecedor de la FPF en este tema solo demuestra que la FPF tiene favoritos, y que su administración es una que no tiene la capacidad de trabajar según su propio lema: Fútbol para Todos y en Todas Partes.

 

 

Comentarios

Comentarios