Jueves 11 de junio de 2015
Edwin R. Jusino | FBNET

Tras las aelgaciones que tanto FBNET, y otros medios como El Vocero, han comunicado, se ha gestionado un movimiento en las redes sociales para protestar la presidencia del Sr. Eric Labrador.

El personaje Louis Real Machete ha liderado una campaña exhortando a la fanaticada a apoyar la Selección Nacional, pero llevar pitos para pitar a Labrador al momento de que salga al campo de juego. Machete ha dado varias razones por las que se debería pitar a Labrador, primordialmente por las mentiras que alegadamente Labrador ha dicho.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información

«Me dicen que labrador esta nerviosito con eso que le vamos a pitar que le pidio a una de las cacatuas que tiene en la FPF que ponga gente en el portón del Loubriel para que no entren bolsas con pitos. ¡LO SE TODO BACALAO! ¿Será bruto? No solo con pitos se pita» dijo Machete en el muro del evento en la red social Facebook.

FBNET le escribió al personaje, cuya identidad es un misterio, en relación a su denuncia. Machete identificó a la Sra. Irma Millán como la persona encargada de la censura.

FBNET logró contactar a Millân quien categoricamente negó que eso sea cierto.

«Yo no tengo inherencia en la producción del partido y no puedo inmaginar de quién pueda surgir un comentario así. En todo caso me estarían asignando un poder decisional que no tengo. Nuestros esfuerzos están dirigidos para respaldar totalmente a nuestro equipo nacional y que el evento sea un éxito» dijo Millán a FBNET en un mensaje de texto.

También se le hizo el acercamiento al oficial de prensa de la FPF, Héctor Maldonado, quien dijo no saber nada sobre el asunto.

Aunque esto parezca un artículo para una página de sátira al estilo de «The Onion» o «El Ñame» ciertamente es un suceso factual, de los muchos que ocurren en nuestro fútbol. Si la fanaticada desea protestar la presidencia de Eric Labrador, de una manera u otra lograrán hacerlo. En su momento, el entonces técnico de los Puerto Rico Islanders, Colin Clarke, recibió protestas en el Loubriel por parte del Orange Star Ultras, barra de los Islanders que hacían tifos y prendían vengalas para celebrar goles.

Comentarios

Comentarios