Anuncio
Jugador de Bairoa en acción durante el torneo de la Liga Juvenil de Fútbol de Puerto Rico. Suministrada FPF.

San Juan, Puerto Rico – La Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF) ha notificado a varios clubes que de jugar en la Liga Elite de Fútbol de Puerto Rico, o comunmente conocida como la Liga de Bayamón, estarían recibiendo sanciones de parte del organismo rector. Esto es porque la FPF ha notificado a estas entidades de que no estarán dando avales a torneos juveniles que no sean organizados por la Liga Juvenil de Fútbol de Puerto Rico.

Esto significa que clubes pudieran ver sanciones en su contra de proceder con su participación en la Liga Elite; eso incluye aquellos que decidieron jugar en la Liga Elite categoría Sub20. La Liga Puerto Rico actualmente no tiene una categoría Sub20 homóloga.

FBNET tuvo la oportunidad de dialogar con David Solomiany, presidente de la Liga Elite y este dijo que «la solicitud de aval está sometida hace aproximadamente 1 mes. Conforme el reglamento, debemos recibir un aval provisional en caso de que falte algún documento. Estoy en espera, confío en recibir el aval esta semana».

Anuncio
Eres de las nuestras si después de un partido de soccer le tienes a tus niños un jugo frío de uva Concord Welch's 100%. Averigua más haciendo click en la imagen.

 

FBNET tiene conocimiento ya de 3 entidades que tanto la FPF como sus representantes en su respectiva región han afirmado que los equipos deben jugar la Liga Juvenil pues ninguna otra liga estará siendo avalada; por lo menos en un caso un federativo ha dicho que o juegan en la Juvenil o «atenerse a las consecuencias, como le pasó a (Miguel) Cornejo».

Esta no es la primera ocasión que la FPF realiza una movida de esta manera. En el otoño del 2019 la FPF se rehusó a emitir el aval de torneo para que la Puerto Rico Soccer League (PRSL), liga que hasta ese año estaba afiliada y al día con la FPF, pudiera realizar su torneo. Presionó a equipos como la Academia Quintana y el Caguas Sporting para que jugaran en la Liga Puerto Rico; ambas entidades fueron amenzadas de que si jugaban en la PRSL serían sancionados.

Fuentes legales consultadas por FBNET indican que podría haber una posible demanda colectiva donde las ligas perjudicas pueden combinar sus efuerzos para demandar a la FPF por acciones monopolisticas y restricción del comercio en el Tribunal Federal.

Según reportamos la semana pasada, los documentos en posesión de FBNET los costos para jugar en la Liga Juvenil son $2,100 por equipo U13, y $3,200 por equipos U15 y U17. Según reportes del día de hoy, la FPF ha negociado bajar los precios tras la revelación pública de los precios el pasado 7 de septiembre.

Estas movidas de parte de la FPF son una violación al acuerdo entre las Ligas Regionales y la FPF, firmado por los Sres. Orlando Vega, Salvador Méndez, Nelson Santalices, José Acosta, Roberto Rivera, David Solomiany y el presidente de la FPF, Iván Rivera. Particularmente el punto 5.2 que dice que la FPF se compromete «propiciar el desarrollo en paralelo de Ligas Regionales del país».

FBNET tiene en su posesión un documento de la administración Labrador que indicaba que para el 2017 la FPF había aprobado un presupuesto consolidado de $60,000 para las regiones usar en torneos y actividades de desarrollo. Esa partida nunca pudo ponerse en función debido al Huracán María, y para el 2019 la administración de Iván Rivera eliminó dicha partida del presupuesto.

Según información de fuentes dentro del arbitraje de Puerto Rico, la FPF no cuenta con suficientes árbitros en su programa de arbitraje para poder trabajar la cantidad de partidos que se estarían disputando con esta consolidación. Según la información, «hay árbitros que aunque están afiliados a la FPF no desean arbitrar sus torneos porque la FPF no paga bien».

Movida electoral

Según el artículo 26 de los Estatutos de la FPF, las elecciones deben ser en el mes de diciembre del año del mundial de fútbol masculino. En otras palabras, las elecciones para sustituir el Comité Ejecutivo de la FPF son este mes de diciembre mediante orden de los estatutos de la FPF.

Según el artículo 22 de los Estatutos de la FPF, para que una región pueda contar con 4 votos debe «mostrar que tiene una Liga Juvenil (con jugadores entre 12 y 18 años) activa. En caso que una Asociación Regional no tenga Liga Juvenil, solo tendrá derecho a participar en la Asamblea con tres (3) Delegados».

Según el Artículo 78 de los Estatutos de la FPF, «el Comité Ejecutivo podrá delegar en una Liga, un Miembro o Afiliado la organización de competiciones, por medio de la conseción de un aval. Las competiciones por estas ligas no interferirán con aquellas organizadas por la FPF.»

Por tanto, esta consolidación de las Liga Juveniles regionales en la Liga Juvenil de Fútbol de Puerto Rico no es más que una mera estrategia política para limitar los votos en la Asamblea General en un proceso que ya de por sí tiende a favorecer al incumbente. La eliminación sistemática de estos torneos de fútbol para nada aportan al desarrollo del fútbol, solo aportan a las aspiraciones políticas de un sector.

¿Que es un monopolio?

Según la Real Academia de la Legua Española, un monopolio es «un convenio hecho entre los mercaderes de vender los géneros a un determinado precio. Consesión otorgada por la autoridad competente con carácter exclusivo alguna industria o comercio.»

Por otro lado según el Black’s Law Dictionary, un monopolio es: «En derecho comercial. Un privilegio o ventaja peculiar conferida a una o más personas o empresas, que consiste en el derecho exclusivo (o poder) de llevar a cabo un negocio o comercio en particular».

Según el economista Jonathan Tepper, los monopolios son nocivos para el crecimiento de un mercado o industria (en este caso entiéndase el deporte del fútbol en Puerto Rico como un mercado o industria). El periódico El País cita a Tepper describiendo los efectos nocivos que estos modelos económicos pueden tener: «Algunos efectos suenan evidentes, como la potestad de los monopolistas para subir precios sin perder mercado. Según un estudio citado por Tepper, en las fusiones que dejan en menos de siete al número de competidores, el encarecimiento inmediato de los productos ha sido de un 4,3% en promedio. Otra consecuencia más o menos esperable es el poder de las empresas para frenar el alza de los sueldos (“cuando los empleados tienen menos opciones para elegir dentro de su sector, su poder de negociación desaparece”, escribe), o la de hacer lobby para lograr derechos de propiedad intelectual claramente abusivos.»

La creación de un monopolio deportivo no aporta al desarrollo, puesto que encarece los precios y limita el acceso de quienes pueden jugar el deporte. Esto significará que los padres que pagan las matrículas tal vez ya no puedan poder pagarlas, porque los costos de los torneos recaerán sobre ellos. Esto por lo tanto afectará a los entrenadores. Si las matrículas bajan, los clubes se verán obligados o a cerrar o despedir entrenadores lo que puede causar un efecto cascada.

La última vez que una administración de la FPF impuso un monopolio, y forzó a la mayoría de los que practicaban fútbol a hacerlo fuera de la FPF, la FIFA intervino con una Comisión Normalizadora en el año 2001.

Comentarios

Comentarios

Haz click en la imagen y únete a la comunidad hoy.