Jueves 28 de noviembre

Jonathan Díaz| Bundesliga al Dia

 

Anuncio
Haz click en la imagen para más información

Jornada de altibajos para los equipos alemanes donde el Bayern München confirmó su buen ritmo, el Borussia Dortmund se recuperó de una racha de 3 derrotas y donde el Schalke 04 y el Bayer Leverkusen pusieron en riesgo el pase a los octavos de final.

Foto de UEFA
Bayern celebra uno de los goles.

El Bayern visitaba al CSKA Moskva en la gélida ciudad de Khimki, donde se jugó a una congelante temperatura de 21°F. Con la clasificación segura el Bayern salió al campo es búsqueda de ampliar su ventaja y dejar claro sus intenciones con la Champions. La alineación de Guardiola fue: Neuer; Rafinha, Boateng, Dante, Alaba; Lahm en contención, Müller, Javi Martínez, Kroos, Robben; y Götze de falso 9. Implementando su estilo de juego de presión, recuperación y posesión de balón, el Bayern se encontró en control temprano en el partido y tras dos oportunidades desperdiciadas por los locales, un pase filtrado de Kroos a Müller, le permitió al segundo, en carrera, de volver a Robben (17’) para el primero. La primera mitad terminó sin mayores eventos, pero en el 28’, Guardiola se vio forzado a retirar del campo a Lahm por problemas musculares, en su lugar ingresó Thiago. En la segunda parte, una increíble jugada personal de Götze, en la cual dejó atrás a 4 defensores antes de rematar cruzando al arquero Akinfeev al 56’. Poco después, un penal causado por una mano de Dante, le permitió a Keisuke Honda (61’) anotar el del descuento. Pero la superioridad bávara era muy clara y una durísima entrada del lateral izquierdo Georgi  Schennikov le regaló un penal a los visitantes. El encargado de cobrarlo y anotarlo fue Müller (65’). A los de Guardiola solo les queda un interesante partido de local ante el Manchester City y solo un resultado catastrófico sacaría al Bayern de la primera posición.

El Borussia de Klopp continúa en su búsqueda de jugadores que puedan suplir las lesiones y con la presión de una clasificación insegura, tocaba enfrentar al Napoli en el Signal Ilduna Park.

Błaszcykowski celebra el segundo gol.

Klopp alineó provisionalmente con: Weidenfeller; Durm, Papastathopoulos, Bender y Großkreutz; Reus, Kehl, Mkhitaryan, Sahin, Błaszcykowski; y Lewandowski.  El partido que fue altamente entretenido con más de 30 oportunidades de gol para ambos conjuntos, tuvo la apertura de marcador temprano en el partido. Reus anotó desde el punto penal al 10’, luego de que Fernández derribara a Lewandowski. A pesar del gol, el Napoli no se retrasó y continuó atacando, al 29’ luego de un balón filtrado a las espaldas de Durm, Callejón remató al poste para la suerte de la defensa del Dortmund. Un contragolpe al 61’, conexión entre Reus y Błaszcykowski, para el primer gol de Kuba en esa edición de la Champions. El descuento de los italianos llegó luego de un pase cortado por Higuaín, con el cual habilitó a Lorenzo Insigne, que desde el borde del área puso el único gol de los italianos. El último gol llegó en una demostración de rapidez del delantero gabonés Aubameyang, que a pase de Lewandowski definió sobre la desesperada salida de Pepe Reina.  El equipo de Klopp está parcialmente recuperado y depende de sí mismos para asegurar su puesto en los octavos de final. El próximo partido del Schwarzgelben será una asequible visita al Marseille, la decepción del grupo F.

Frustración en la cara de los jugadores del Bayer.

El Bayer Leverkusen puso en grave riesgo su clasificación a los octavos con una dolorosa derrota ante el Manchester United en el BayArena y la combinación con la aplastante derrota del Shakhtar Donetsk sobre la Real Sociedad. Una brillantísima actuación del delantero inglés Wayne Rooney fue la principal causante de la debacle de los hombres de Sami Hyypiä, además de la falta de espíritu, ímpetu y ganas para superar un rival fuerte. El Bayer alineó: Leno; Can, Toprak, Spahić, Donati; Rolfes, Reinartz, Bender; Son, Castro y Kießling. Todo comenzó con un centro de Rooney que Valencia (22’) cerró ante la mirada perpleja de Leno. Una jugada desafortunada para Spahić culminó en autogol luego de un centro de tiro libre de Rooney. Desde ese punto en adelante, la garra de los locales se perdió. En la segunda mitad, un tiro de Rooney atajado por Leno le quedó a Evans (66’), que solo tuvo que empujarla para el tercero. Una jugada apretada de Rooney, en la cual definió por encima del portero, le permitió a Smalling (77’) empujar el balón sin arquero para el cuarto gol de la noche. Un pase de medio campo de Giggs le sirvió el quinto gol a Nani, que con muy poco ángulo definió ante la salida de Leno. Ahora los de Hyypiä requieren ganar en Anoeta a la Real Sociedad y que el Shakhtar no le gane al Manchester United cuando los visiten en Old Trafford.

El Schalke 04 es el que tiene el destino en sus manos. Tras un empate a 0 en la visita al

Keller da instrucciones durante el partido ante el Steaua.

Steaua București en el Arena Națională de Rumanía. La alineación de Jens Keller fue: Fährmann; Uchida, Höwedes, Santana, Aogo;  Jones,  Neustädter, Farfán, Meyer, Fuchs; Szalai. En un partido dominado por los locales, donde el visitante con su amplio poderío ofensivo no pudo quebrantar la defensa rumana, fue el arquero Fährmann quien trabajo tiempo extra para mantener la valla imbatida. El Königsblauen llega a esta última fecha en el tercer puesto del grupo E, pero como rival tiene al equipo en segundo lugar, el Basel. En el partido de ida los alemanes sacaron la victoria por la mínima en el St. Jakob-Park de Basel, ahora enfrentándose en el Veltins-Arena de Gelsenkirchen, la victoria para los alemanes es más que requisito y es lo único que los clasificaría a los octavos de final. En cambio, el Basel llega de derrotara al Chelsea y puede que no sea fácil obtener la victoria.

Comentarios

Comentarios