Deniz Manuel Bozkurt, joven de descendencia boricua, busca establecerse, desde el 14 de enero de 2015, en Alemania como jugador profesional de Futbol en el equipo de VfL Wolfsburg.

La idea surgió este verano cuando jugó con el equipo de Floridians de la USL Player Development League (PDL), donde conoció a un turco, que jugó en Alemania por muchos años, y a su vez tiene conecciones alemanas. «El me vió jugar unos partidos y estaba muy impresionado con mi juego» comentó Bozkurt.

Boskurt, de 21 años de edad, nacido en Jacksonville, Florida y criado en de Ft. Lauderdale, Florida, cursa su año “senior” en Florida Atlantic University. Practica fútbol desde los 5 años guiado por la inspiración de HakanSukures, ex jugador del equipo de Galatasaray , a quien conoció en su viaje a Turquía.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información

«Cuando vi una práctica de él y me llevó a mí y mi familia a su casa. En ese momento, supe que quería ser un jugador profesional» destacó el futbolista.

Su posición es medio campista izquierdo o derecho, ya que puede usar las dos piernas. Practica mucho durante la semana dedicándole dos horas al gimnasio y dos más al campo para mejorar la habilidad con el balón.

Actualmente su jugador favorito es Wesley Sneijder, jugador de Galatasaray, que a su vez es su equipo de predilección. Cuando se le preguntó el porqué era fanático de Sneijder y el Galatasaray, esto fue lo que respondió: «Yo crecí con ese equipo. Mi papá ha sido un fanático desde antes que yo naciera, y yo empecé a ver el juego con él. Podría decirse que heredé mi fanatismo. Sneijder es mi jugador favorito porque creo que mi estilo de juego se parece mucho al de él y me gusta mucho como él juega», dijo Bozkurt.

«Cuando estoy en un juego estoy es un mundo diferente. Estoy concentrado en el partido y nada me puede hacer perder el enfoque. Como he dicho, estoy en mi propio mundo cuando estoy jugando y es la única cosa en mi mente. Sólo quiero ganar y mi propósito es jugar en la Copa Mundial y ganar el balón de oro» finalizó Bozkurt.

Comentarios

Comentarios