Iván Rivera. FPF

El refrán popular, «el camino al infierno está lleno de buenas intenciones», es uno que aplica hoy más que nunca a los administradores de la Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF). No dudo de el amor por el deporte que personas como Antonio López, María Inés Lugo y otros dentro del Comité Ejecutivo puedan tener. Después de todo, casi todos comenzaron en las canchas en diversos roles. Pero, el hecho de que sepas como mover un balón, literal y figurativamente, no significa que tengas la capacidad de dirigir los destinos de una federación.

Cuando un general romano ganaba una gran victoria, un esclavo era asignado a que estuviera montado con el en la parada de victoria susurrándole que no es un dios, es solo un humano. ¿Y saben que? Todos los humanos, incluyéndome, cometemos errores, grandes como pequeños.

Señores federativos, ustedes no son dioses ni infalibles. No son vacas sagradas, exemptos de ser criticados.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

 

La realidad es que la Asamblea escogió a un neofito para dirigir a una federación en tiempos de crisis, muy parecido a la decisión que tomamos los puertorriqueños en noviembre de 2016 de elegir a Ricardo Rosselló. Entre los dos, Rosselló estaba más preparado que Iván Rivera y como quiera fracasó en momentos de la crisis de los huracanas María e Irma. El paralelismo no se termina ahí, pues Iván Rivera ha fracasado como presidente de la FPF en esta crisis de la pandemia.

La FPF fue de las últimas federaciones en emitir ordenes de suspensión de los torneos, y mientras el BSN y el beisbol profesional de Puerto Rico ya han hecho propuestas concretas para comenzar sus torneos en el otoño, la FPF ni se ha comunicado con los clubes ni ligas para trabajar planes de emergencia. ¿Que el gobienro va cambiando las fechas? Si, pero eso no quita que se mantenga informado a su matrícula, ni que se les brinde el apoyo que una federación está llamada a realizar.

Que cosa. El director de torneo del BSN es el ex Secretario General que Iván despidió. ¿Que diferente sería todo si alguien con un poco de experiencia administrativa estuviera en la FPF en este momento de crisis?

¿Iván donde estás? El Sr. presidente y todo el Comité Ejecutivo de la FPF se han desaparecido. Las comunicaciones de la FPF parecen ser automatizadas, y enajenadas de la realidad. ¿A quien le importa que firmaron un nuevo contrato con el Municipio de Añasco en estos momentos? Acción puramente de relaciones públicas y de aparentar que se está haciendo algo con Añasco, pues ya el contrato original de usufructo había sido firmado y aprobado por la FIFA.

¿A quien le importa que en la perspectiva de la FPF han hecho un buen trabajo? Perspectiva relativa, y de la cual pueden leer mi pasada columna el porqué no es correcta.

Es en las crisis, o los «trial by fire», donde aprendemos del caracter real y genuino de las personas en puestos de liderato. La ausencia de un liderazgo competente, las acciones de esta administración, gritan más que lo que una agencia de publicidad pueda escribir en un tuit o un página de internet.

¿Iván donde estás? ¿Cukito donde estás? Parece que el dinero es lo único que les importa a los dos, y no les importa el bienestar del fútbol de Puerto Rico. Es fácil aparentar saber lo que se hace cuando todo está relativamente bien, pero en momentos como este, se desaparecieron y espero que la matrícula de la Asamblea General se acuerde de eso. Mientras ustedes están cómodos con sus sueldos seguros, técnicos de fútbol y árbitros perdieron sus trabajos y ustedes no tuvieron ningún tipo de iniciativa para ayudarles en su tiempo de necesidad.

Prefirieron el silencio a actuar por el bienestar de los obreros del fútbol. Sus buenas intenciones han llevado al fútbol puertorriqueño al infierno, y espero que pronto los delegados se den cuenta y los saquen a todos; mientras más rápido, mejor. Por el bien del fútbol.

Comentarios

Comentarios