Anuncio

Es temporada de huracanes. Al recalcar lo obvio abrimos varios frentes.

El 22 de agosto había un partido amistoso de Puerto Rico pautado en Miami para enfrentar a los vecinos dominicanos. Los boletos estaban a la venta por $35, cifra que competía con el partido al día siguiente entre Argentina y Honduras en otro estadio de Miami.

Como no se puede competir con la naturaleza, el juego fue cancelado tras el paso del huracán Fiona por Borinquen y Quisqueya el 19 y 20 de septiembre, provocando cancelación de vuelos y estragos en sectores de las islas, los sectores del sur y la montaña (sobre todo) de Puerto Rico.

Anuncio
Eres de las nuestras si después de un partido de soccer le tienes a tus niños un jugo frío de uva Concord Welch's 100%. Averigua más haciendo click en la imagen.

 

Por ende, la Fedefutbol de Puerto Rico (FPF) anunció la cancelación del choque – y tal vez Fiona pone en riesgo el desarrollo a corto plazo – del deporte en la isla – y tal vez a largo plazo. La FPF aplazó el inicio de la Liga Puerto Rico (LPR) y la liga juvenil (que iban a comenzar el 24 de septiembre y 1 de octubre), y puso fotos en su página web de los daños de una cancha inundada en Yauco. Las canchas de Bayamón, núcleo futbolístico en la Isla, están limpias, pero esperando la restauración del servicio eléctrico.

Entonces, el tema futbolero vuelve a ser la Sub 17 de PR. El mismo jueves 22, la Concacaf anunció el sorteo del certamen eliminatorio en Guatemala (11-26 de febrero) para el Mundial 2023. Cuatro selecciones califican al Mundial. Una buena coyuntura para mirar tras bastidores para encontrar temas para aplicar a la cultura del fútbol boricua. La última presentación de un Huracán Azul, la Sub 17 obtuvo un boleto para la ronda final de la Concacaf y terminó invicta, y presenta un modelo exitoso y un pico reciente de rendimiento. Y cinco puntos a considerar:

Foto grupal de la Selección Sub17 de fútbol de Puerto Rico en IMG. Suministrada

1) El formato es muy particular. El sorteo, a celebrarse el jueves 29 de septiembre en Miami, distribuirá 16 equipos en cuatro grupos. Los cabezas de serie son México, USA, Costa Rica, y Honduras. Tres de cada grupo pasarán a otro grupo, donde se suman los cuatro ganadores de los grupos preliminares: Puerto Rico, Rep. Dominicana, Nicaragua y Bermuda. Es decir, Puerto Rico y Dominicana entran en lo que será como una segunda ronda clasificatoria, con piernas frescas pero sin acoplarse. Todavía por aclarar: de esa segunda ronda, ¿pasan solo los ganadores a una semifinal, o pasan los primeros dos de cada grupo a unos cuartos de final? ¿Se harán amistosos previos para preparar la Sub 17 de PR? Temas importantes para que el presidente de la FPF, Ivan Rivera, pondere y consulte.

2) En la Sub 17, la unidad se nutre de la diversidad boricua. Los llegados desde la Isla, la Florida, y de más lejos. Por ejemplo, jugadores como el defensa Abraham Nelson, cuya madre vino de Yabucoa y cuyo padre llegó de Geneseo, Nueva York. Los padres de Max Speed, familia militar quienes se mudaron de Hawaii a Alemania para darle las mejores condiciones para desarrollarse (la madre es de Utuado). Ian Charles, Edgardo y Edward Vazquez, Adrian Rosario, Antonio Delgado, y otros hacen parte de ese grupo. Cada uno por su lado, le daban apoyo a su hijo. Y tendrán que seguir entrenando por su cuenta. Los que juegan en la Isla y la FPF tendrán que redoblar sus esfuerzos para recobrar su nivel.

Padres de la Selección Sub17 apoyando en IMG. Suministrada

3) Salió una narrativa de que padres estaban molestos por la falta de actividad de sus hijos y se habían quejado en medios. Cualquier jugador quiere jugar y padres son padres. El trabajo del cuerpo técnico es saber distinguir qué jugador sirve en cada partido y tomar las mejores decisiones a pesar de las presiones externas. José «Cukito» Martínez, jefe de delegación, se dirigió a los padres, y les pidió que mantengan a sus hijos jugando y en forma camino al futuro; y que descartaran las distracciones y los chismes.

4) La historia sobre Max Speed. El goleador fue el jugador que más lejos viajó para jugar con la Sub 17, desde Kaiserslautern, Alemania. Tras anotar seis goles en el partido inicial, 16-0 ante Islas Vírgenes bajo el calor floridano, salio del partido y directo al hospital por deshidratación, donde estuvo 2-3 horas. Pero para el segundo partido, el jugador dijo que la Concacaf informó que no estaba autorizado para jugar (por precaución). En el juego siguiente, contra Martinica, salió a los 45 mins. Y Antonio Delgado, el que entró, hizo el gol ganador.

5) Todo resultado cuenta. El huracán azul/ La selección mayor no disputará el amistoso contra los quisqueyanos, pero ambos buscarán subir su ranking de FIFA. La Sub 17, por tener mejor diferencia de goles, pasaba a la próxima ronda con empate o victoria en su último encuentro, y consiguió el objetivo. Eso muestra madurez. Aparte, parece tener un factor crucial: Mística, y un líder en cada sector – portero, en defensa, mediocampo y en ataque – lo que ayuda a mantener el orden y conseguir triunfos.

Comentarios

Comentarios

Haz click en la imagen y únete a la comunidad hoy.