image

El escritor danés, Hans Christian Andersen, en un escueto y sencillo cuento, que leímos en nuestros grados primarios, nos quiso dar un ejemplo de lo que es lograr triunfos o fracasos con un simple ejemplo. Utilizando a un patito que nació feo y desgarbado pero que  unos cisnes lograron desarrollarlo en un precioso animal.

Me imagino que muchos de ustedes lo leyeron en la escuela y muchos pensaron que era una tontería más de un cuentista, que por su sencillez, lo escribió para matar el tiempo. Lo digo porque en mis grados primarios compañeros de aula me lo indicaban, y todavía existen esos adultos que piensan lo mismo; que era un cuento tonto.

Anuncio
¡Hazte socio de nuestro programa de mebresías! Visita nuestra página en Patreon y entérate de los beneficios.

Para los que no recuerden el sencillo cuento, les voy a hacer un pequeño resumen del mismo:

Era una bellísima pata que empollaba huevos y siempre tenía patitos lindos hasta que en esta ocasión seis salieron preciosos. Pero el séptimo, salió mas grande pero feo, desgarbado y torpe.

Enseguida lo comenzó a rechazar y a burlarse del patito. Siempre era el último de la fila y hasta sus hermanos se mofaban y lo separaban del grupo. Lo maltrataban.

Hasta que un día se escapó y fue cerca de un lago, donde otras aves lo acogieron y lograron convertirlo en un elegante y poderoso espécimen de la fauna.

Lo importante de este cuento, es que los rescatadores del patito feo, trazaron un plan para lograr su objetivo, que se conoció como el Plan de Desarrollo del Patito Feo. Eran el Consejo o Comité Ejecutivo de los Cisnes. Esta parte no es del cuento, pero me ayuda a que ustedes entiendan el propósito del escrito.

O sea, que las cosas exitosas se logran a través de planes concretos y ejecutables con factores que incluyen: a personas con conocimiento de la problemática, una férrea voluntad, trabajo intenso y unificación de esfuerzos, sin recurrir al yo soy el jefe y aquí se hace lo que yo diga. Que total, eso es solo  muestra de ignorancia y carácter debilitado.

Puerto Rico se ha convertido en los últimos seis años en el Patito Feo del Fútbol del Caribe, exceptuando varios triunfos de las féminas, nos hemos sucumbidos en el ranking de FIFA, de la posición 108 en enero de 2011, a la 152 actualmente.

Lo triste es que muchos defensores de Eric Labrador saben de esto, y por razones que todos conocemos, les importa un bledo. Ustedes los conocen.

Como siempre me he caracterizado por decir la verdad, con pruebas fehacientes y comprobables y no entrar en contúrbenos con nadie, me costó la posición de Secretario General que ocupé en la FPF. Eso incluye mi intervención moral en el caso de aquellos $40,000.00, producto de un claro soborno y lo que critiqué sobre el partido de la Roja. Ya lo han leído en mis artículos anteriores.

Como es posible que diez (10) pequeñas islas y países hayan logrado estar por encima de Puerto Rico en el Caribe. Con menos población joven, con menos canchas de fútbol, con menos ingresos per cápita y menos desarrollo de autopistas y carreteras. Y naturalmente, menos alimentación.

La contestación es fácil y se llama: PLAN DE  DESARROLLO.
Esa es la clave. El interés colectivo sobre el interés personal, les ha llevado a estar mejor posesionadas que nosotros, que tenemos todas las ventajas sobre ellas; económicas, de infraestructura,  población, ingreso per cápita, educación y ayuda gubernamental y privada.

Lo que pasa es que hubo un mandato en el 2011, en el Hotel Verdanza de Isla Verde, en el seminario allí ofrecido por oficiales de la FIFA, donde se exigía un Plan de Desarrollo y Eric Labrador no lo ha cumplido. Ni los cumplirá. El NO es deportista. Ni sabe como hacerlo. Esas recomendaciones las tengo y puedo discutirlas con los miembros del Comité Ejecutivo, si así ellos me lo solicitan, ya que son herederos de cumplir esos compromisos aunque no pertenecían todos al Comité Ejecutivo pasado. Además, tengo un Plan de Desarrollo que elaboré al salir de la FPF.

Pero sé que no ocurrirá. En una federación, donde usted es la Presidente de la Comisión de Finanzas, que es quien elabora el presupuesto, y se entera del presupuesto en una reunión del Comité Ejecutivo, que no fue discutido en la Comisión.

Todo el mundo sabe, aún los adeptos incondicionales, que ese presupuesto se hizo en la oficina de Labrador con la ayuda de la Sra. Leyliana Barbosa, la Oficial de Finanzas. No se si estaba el transitorio Secretario General. Total, no podía oponerse.

Pero nadie dice nada. Ese es el problema del fútbol en Puerto Rico.

Que en el pasado Comité Ejecutivo, Labrador nombró a Marcelo Cavanna como Presidente de la Comisión de Selecciones Nacionales, pero las decisiones no las tomaba su equipo de trabajo. Pero, tenía un título. Eso levanta el ego. Era un juguete de niño de cuna. Labrador lo sabía. Dije se nombró, para que no entiendan que dije: se compró.

Redactadas y claras, están las funciones y deberes de cada Comisión Permanente de la FPF, pero si usted y sus compañeros no son los que las ejecutan, con valentía, vendrán siempre de una sola oficina. Y si usted lo admite, se convierte en parte del descalabro actual de este Patito Feo del fútbol caribeño.

Recuerdo claramente, en una reunión, lo que le dijo Luis Fiol a Labrador, cuando Fiol presidía la importante Comisión de Finanzas. Ante la decisión de ser inquisitivo ante los desmadres financieros y presupuestarios, y no tener apoyo de algunos compañeros, optó por renunciar. Siempre lo catalogué como uno de los mejores funcionarios electos en la asamblea para ser parte del Comité Ejecutivo.

Y voy a dar un ejemplo de lo que digo:

El experimentado técnico, Miguel Cornejo, preside la importante Comisión de Desarrollo de la FPF. Una de las más importantes en FIFA y en todas las asociaciones nacionales.

Le conozco y se que es el mejor para esa posición; que la ha ejercido en países de tradición futbolística con muchísimos logros. Pero, si no le dan las herramientas y le pasan la raya de disidente, por sus acertados comentarios, pues no habrá desarrollo del fútbol en Puerto Rico. Total, ese no es el norte de Eric labrador. El tiene un buen sueldo. Eso es lo importante.

Otro ejemplo:

Una isla que tiene sobre 132 canchas de baloncesto, techadas y algunas con aire acondicionado, siete (7) extraordinarios coliseos y naturalmente, rodeada de playas y no somos capaces de lograr el desarrollo de estas disciplinas del fútbol.

Recuerdo y reconozco, que el Dr. José A. Berríos, presidía esta Comisión de Fútbol Sala y Playa y trató por todos los medios de lograr lo que se había planificado. Pero, como junto al Lcdo. Antonio Cabrero, se oponían a las acciones equivocadas de Labrador, nunca tuvo la ayuda que se merecía y también le pasaron la raya. Y así sigue funcionando el tirano del fútbol y sus cómplices.

Algo curioso:

Cuando le comenté sobre este artículo que pensaba escribir a un acólito del jefe, y defensor a ultranza de los errores de Labrador, y consecuente promulgador de que conoce el fútbol del Caribe, me dijo que todas las islas que le nombré solamente jugaban fútbol y esa era la única razón para estar sobre nosotros en el ranking de CONCACAF. Le miré a los ojos fijamente y observé que me hablaba y movía los ojos como con un nerviosismo incontrolable. Me acordé de un comentario sobre eso que me dijo un afamado sicólogo clínico de Costa Rica: eso es un tic que tienen los mentirosos. Mirenlos a los ojos y verán que los delatan. Incluyendo a aquel.

Por eso, he decidido publicar, como anejos, dos tablas de referencia, que ustedes pueden estudiar, corroborar y/o desmentirme. Y si lo logran; me retracto y no escribo un artículo más. Lo juro. Ustedes me conocen y saben que no tengo la pinta de mentiroso. Ni ese tic nervioso de mitómano.

De muestra, para saber lo que es el desarrollo del deporte, con una actuación basta. Felicitaciones a mi amigo Nelson Pérez, por el triunfo de nuestras muchachas de voleibol que presencié y disfruté el domingo pasado.

Como le conozco y se el trabajo de desarrollo que viene haciendo con el voleibol base, tendrá más éxito en los años por venir. El producto es representado por el triunfo.

¡FELICIDADES!

Tú vienes a servirle al deporte y no a servirte del deporte.

Pero, nosotros, en el fútbol… seguimos siendo el Patito Feo del Caribe.

Y como decía mi abuelo Lorenzo: Que sabe el burro de freno.

El Patito Feo Tabla1 (1) by Edwin Jusino

El Patito Feo Tabla 2 (1) by Edwin Jusino

Comentarios

Comentarios