Vinicius Jr. Foto Marca

Caguas, Puerto Rico – Tras dos goles inesperados y el liderato en juego, el Real Madrid recuperó la cima de La Liga ayer en la tarde en el partido de vuelta del Clásico de la Liga Santander.

El primer tanto fue ingeniado por Vinícius Junior, quien con un pase al espacio vacío de parte de Toni Kroos, forzó la jugada y con un desvío fortuito de Gerard Pique anotó el primero del encuentro.

Los merengues incrementaron en confianza y luego de una segunda mitad característica de una solidez enérgica ante un Barcelona que se mostraba impreciso y vulnerable lograron el segundo del partido. Mariano Díaz quien entraba por segunda vez en la temporada en convocatoria y sin un minuto de juego en la actual campaña, anotó para sentenciar el encuentro luego de una gesta individual que lo llevó a estar mano a mano contra Ter Stegen. 

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

 

Un partido donde los blancos desearon dominar el control del partido por la vía de la intensidad y el correr, mientras que los blaugranas se caracterizaban por sus posesiones lentas y el control del esférico, buscando el error del rival en la zona defensiva del equipo rival.

Del ingenio de Messi y el sello de Quique Setién partió la acción ofensiva más elaborada del Barça tras juntarse Griezmann y Jordi Alba en una acción que culminó en un remate errático del francés.

El sostén del Madrid nuevamente fue el arquero belga, Thibaut Courtois quien en dos intervenciones le negó el intento de gol a Arthur y Messi. 

Al comenzar la segunda parte del encuentro fueron los locales quienes demostraron con ímpetu y atrevimiento la búsqueda del partido, con un Marcelo convertido a volante ofensivo y un Carvajal insistente, el Madrid retenía en su zona a un Barcelona sin respuesta y un Lionel Messi sin aparecer en el Santiago Bernabéu. Quique Setién dio paso a la entrada del recién incorporado Martin Braithwaite, quien en una descolgada ofensiva amenazó con batir la defensa merengue pero tras una aparición milagrosa de Sergio Ramos en la línea el esférico se alejó de la valla madridista. 

El partido se hacía largo para los visitantes, debido a la insistencia y ofensiva de Vinícius y compañía. Fue el mismo joven de 19 años quien obtuvo el premio de consistencia y remató frente al arco luego del acertado pase del mediocampista alemán Toni Kroos. Vinícius, luego de anotar el 1-0 en el Clásico, se convierte en el futbolista más joven en anotar en tan importante partido. 

Cuando todo pintaba como un 1-0 y los equipos sólo querían finalizar el partido, Zidane da ingreso a un futbolista necesitado de minutos y pruebas, Mariano Díaz, quien en tiempo de compensación finiquitó la última llegada del Real Madrid en el encuentro. Luego de embestir físicamente a su rival y ganar en carrera, se encontró de cara al arco rematando con esperanza y necesidad, el futbolista de origen dominicano anotó el 2-0 para incrementar la ventaja para los merengues y sentenciar el clásico del fútbol español.

Comentarios

Comentarios