Anuncio
Los campeones Delfines de la USC y los subcampeones Tarzanes de la UPRM finiquitarán su serie este viernes en Mayagüez. (Miguel Martínez)

San Juan, Puerto Rico – Los campeones defensores, Delfines de la Universidad del Sagrado Corazón (USC) y los subcampeones, Tarzanes de la Universidad de Puerto Rico (UPR) de Mayagüez, empataron, 1-1, ayer, martes, en el primer partido de la semifinal del fútbol universitario.

Los visitantes Tarzanes fueron los primeros en ponerle pique al partido, cuando Robert Rondón Collazo anotó el primero gol en el minuto 32.

“El juego de hoy (ayer) fue duro. Fue con el equipo campeón del año pasado. Tenemos que trabajar en las oportunidades de gol, porque hoy se escapó el triunfo en esas oportunidades”, indicó el técnico del equipo colegial, Aber Rodríguez, al concluir el encuentro llevado a cabo en la Academia de Fútbol de Quintana en San Juan.

Anuncio

 

La anotación de los Tarzanes fue como el reloj despertador en la madrugada para el equipo campeón. Los Delfines se levantaron del sueño en el que lo tenían sus rivales. Estos comenzaron a atacar y tomar el control del balón en su zona. Por su parte, la UPR de Mayagüez forcejeaba con una defensa férrea, tratando de frenar la adrenalina del equipo vinotinto. ¡Todo paró! El silbato sonó para ir al descanso reglamentario, donde los jugadores de Sagrado, camino al camerino, se reclamaban unos a otros las fallas que estaban cometiendo y se dictaban las estrategias para “agarrar” a los Tarzanes en los últimos 45 minutos de partido. Aparentemente, la descarga entre los jugadores dio resultado.

El equipo de la USC entró renovado. Las fuerzas estaban recuperadas. Se mostraban como el equipo campeón que son en cada una de sus movidas. Como resultado, Shalim Delgado Gotay empató, 1-1, con un golazo en el minuto 65. A pesar de los esfuerzos en los minutos restantes del encuentro, ninguno de los equipos pudo llevarse la delantera en el marcador, que arrastrarán hasta el viernes donde el futuro se definirá para ellos.

Quien no pareció satisfecho con el empate fue el capitán de los Delfines, Carlos Calo. Su espíritu competitivo lo obligaba a exigirse y exigir más a sus compañeros de equipo. Es por ello por lo que en los días venideros seguirán estudiando a los Tarzanes, para poder regresar a la final del 2022 y defender con honores el campeonato.

“Al final fue un tema de finalización. No pudimos terminar las jugadas, aunque sí pudimos tener la pelota, pudimos dominar y jugar de la manera que queríamos. Es un tema de meter la pelota. Buscaremos que el viernes la bola pueda entrar. Estamos parejos para el viernes”, indicó el delfín Calo.

El marcador, 1-1, cambiará este viernes a las 2:00 de la tarde en el estadio José A. Figueroa Freyre en Mayagüez, donde se definirá la historia para ambos equipos. En la casa del fútbol en el Oeste se espera que la fanaticada de los Tarzanes de la UPR de Mayagüez se desborde de apoyo y entre como el décimo segundo jugador verde y blanco desde las gradas.

Por otro lado, los Tigres de la Universidad Interamericana están cómodos en su clasificación a la final. Estos apabullaron a los Gallitos de la UPR de Río Piedras, 4-0, en el primer duelo de la semifinal el pasado lunes. La serie concluirá este jueves a las 2:30 de la tarde en el estadio José A. Figueroa Freyre en Mayagüez.

Los perdedores de cada serie jugarán el lunes por el tercer lugar en lugar por definir. Mientras, el balón de la final correrá el martes en un lugar por determinar. Este año, la LAI le dio la oportunidad a las universidades de escoger sus sedes de campeonatos por torneo, por lo que las sedes se definirán según los equipos clasificados.

Comentarios

Comentarios

Haz click en la imagen y únete a la comunidad hoy.