Es interesante durante los últimos meses como muchos países poco a poco van desarrollando cierta pasión por el deporte rey del mundo. Al parecer no pudieron escapar de la emoción que se encierra durante 90 minutos.
Ayer hable del caso de Nicaragua, un país dominado por el béisbol se abre campo con el fútbol proponiéndose pequeños pasos. Otros casos ya un poco más desarrollados como Estado Unidos quienes logran protagonizar dentro del fútbol sin que este sea el deporte que mueve masas. 
Ahora quiero hablar del caso de Puerto Rico. Para ser sincera conocía muy poco acerca del fútbol de esta isla. Escuche hace algunos años participación en ciertas copas de su principal equipo Islanders, y sabía que muchos puertorriqueños preferían jugar con la selección de Estados Unidos, supongamos que por obvias razones de mayor nivel de ex ponencia y competitividad.
Supe más del tema a partir del mes de agosto, cuando Jeaustin Campos me comentaba de cómo estaba el panorama que recibiría a su llegada, los proyectos que debían implementar y desarrollar a lo largo de cuatro años que es su ligamen con los boricuas.
Importante destacar que el fútbol en Puerto Rico no se vive como en Costa Rica. Existen una pequeña parte de la población  y prensa que si se está motivando en darle mayor seguimiento. Campos desde su llegada tuvo ese primer reto, como lograr que el deporte rey que tiene conquistado el 80 % de países en el mundo  y uno de los que más dinero mueve, conquistara el corazón de los boricuas. 
Luchar para que ese deporte se llene de los recursos necesarios y así desarrollar lo que se llama una “cultura futbolística” , inyectar una mentalidad ganadora y quitar toda especie de complejos.
Si comparamos a los boricuas con Centroamérica vemos que les queda mucho por hacer. Primero porque desde el año 1921 en muchos países del istmo se implementó una liga profesional con la participación de 10 a 12 equipos, logró mejorar gracias a la experiencia que solo los años logran dar.
Desde esos años se desarrollan estadios y se imitan modelos de torneos del sur y Norteamérica , incluso en aquellos años dorados en el caso de Costa Rica , nacieron estrellas que lograron figurar en una de las más importantes ligas mundiales como la española. En las últimas décadas Paulo Wanchope, Bryan Ruíz y Joel Campbell firmaron páginas de historia con sus fichajes.
En el caso de Puerto Rico desconozco el año exacto en el que se juegue fútbol, pero si se que actualmente carece de una liga profesional desarrollada como lo hacen otros países, carecen de instalaciones deportivas aptas para el fútbol  y su entrenador tiene que luchar con equipos universitarios para que faciliten a sus jugadores  e incluso con la mentalidad de algunos de preferir la selección estadounidense que la boricua.
Durante la semana de gira en Centroamérica, se dieron cuenta de los puntos que deben de trabajar porque de nada sirve un buen trabajo en la cancha si fuera de ella los pequeños detalles que pueden marcar diferencia no se logran.
Jeaustin es una persona con mentalidad ganadora, le cuesta digerir la posibilidad de perder, suele exigirse así mismo como a las personas que tiene a su alrededor, tiene la capacidad porque he tenido la oportunidad de ver el desarrollo de su trabajo, de hacer que dentro de unos años se escuche fuerte el nombre de Puerto Rico en materia de fútbol .
A veces es fácil para la prensa costarricense llegar y criticar el trabajo que un jugador o técnico hace en el extranjero, pero pocos de esos que critican se han tomado la molestia de ir a investigar las condiciones en las que se trabajan. Sencillo es en  Costa Rica cuando estás en un equipo grande, no existen retos solo continuar con objetivos que ya otros tenían planteados.
Bien claro lo ha dejado, los resultados no importa. Campos está tratando de levantar un proceso con jugadores u 20, dándoles roce internacional y bañarlos de experiencia . Para estos muchachos muchas cosas son nuevas porque hace unas semanas no se enfrentaban al fútbol de manera profesional. 
Es de orgullo ver como muchos ticos toman retos a nivel internacional y logran con trabajo representar al país y aunque siempre existe la crítica, al hacerse debe existir fundamento y nuestra labor como periodistas es la constructiva y objetiva pero existen aquellos que aún creen que los títulos amarillistas son los que venden decenas de periódicos y levantan las visitas en un sitio web. 
Quizá los números lo reflejen pero al final puede que solo se lea el título y del primer párrafo no se pase porque también se busca la calidad periodística en las notas.

Comentarios

Comentarios

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.
Artículo anterior¿Reiremos a lo último?
Artículo siguienteArranca Copa Internacional en Guaynabo
Edwin Jusino
Director Ejecutivo de FutbolBoricua.net. Actualmente estudiante de Historia de las Américas en programa combinado Maestría/PhD de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, Recinto Metropolitano. Lleva más de una década cubriendo el fútbol de Puerto Rico. Actualmente está trabajando su disertación doctoral sobre el pasado presidente de la FPF, el Dr. Roberto Monroig. Hincha del Club Atlético de Madrid y de la Selección Nacional de Fútbol de Puerto Rico. Puede contactarle via twitter o Instagram en @erjusinoa