Miércoles 20 de noviembre

Jonathan Díaz| É do Brasil

 

Anuncio
Haz click en la imagen para más información
Hulk celebra el gol que abrió el marcador.

Brasil enfrentó a Chile en su último partido del año en preparación para la Copa Mundial de la cual serán anfitriones.

La selección verde-amarela venía de un gran partido ante la selecta en Miami y viajaban a Toronto para enfrentarse a los del fin del mundo. Felipe Scolari continúa con sus variaciones mínimas a la alineación en búsqueda de ese 11 perfecto al cual podrá sacarle mejor rendimiento cuando comience el Mundial.

La alineación de Felipão fue: Júlio César; Maicon, Thiago Silva, David Luiz, Maxwell; Neymar, Luis Gustavo, Paulinho, Oscar; Hulk y Jô.

La alineación que Jorge Sampaoli dispuso para Chile fue: Claudio Bravo; Marcos González, Gary Medel, Gonzalo Jara, Eugenio Mena; Carlos Carmona, Marcelo Díaz, José Fuenzalida; Alexis Sánchez, Felipe Gutiérrez y Eduardo Vargas.

El partido que comenzó de manera lamentable, con la lesión en las costillas del medio campista Díaz al minuto 7 forzó un cambio inesperado en la alineación de la Roja, dejando a los chilenos sin un organizador en el medio.  Su sustituto, Jean Beausejour, no pudo corregir el desorden que se había formado. Al minuto 14’, un craso error de Marcos González regalando el balón a Oscar que lo filtró a Hulk entre los centrales y el jugador del Zenit de San Petersburgo no perdonó cruzando al arquero Bravo. Al 21’, buscando corregir el desorden, Sampaoli sacó a Fuenzalida permitiendo la entrada de Jorge Valdivia, que a pesar de no aportar nada ofensivamente organizó levemente la defensa chilena. El partido continuó sin muchos sucesos hasta la segunda mitad. En la segunda parte, un saque de meta de Bravo que cabeceado por Beausejour asistió a Vargas (71’), que frente a la defensa de David Luiz sacó un zapatazo que Júlio  César no alcanzó, para que el jugador del Gremio emparejara para los rojos. La respuesta de los pentacampeones no se hizo esperar y un centro de Maicon que cerró Robinho de cabeza al 79’ dejó los números definitivos de la victoria brasilera en Canadá.

Eduardo Vargas antes de anotar el gol chileno.

Brasil cerró el 2013 con un récord positivo y prometedor para la Copa Mundial,  13W-4D-2L, estas derrotas llegando contra Inglaterra a principio de año por 2-1 en Wembley y por 1-0 contra Suiza en el St. Jakob-Park por un autogol de Dani Alves. El próximo partido de la Canarinha será el 5 de marzo ante la selección de Sudáfrica en Johannesburgo.

Comentarios

Comentarios