Lunes 21 de julio de 2014

Esteban Guevara/FBNET

SB

Anuncio
Haz click en la imagen para más información

Es miércoles y el reloj señala las 12:30 pm; aunque el encuentro está pactado para las 12:45 pm (8:45 pm hora española, o como han dicho los reporteros ibéricos durante los días previos, las nueve menos cuarto) la trasmisión televisiva ya inició. No es un miércoles cualquiera, no, para nada, ¡es miércoles de Champions! Otra semifinal va a comenzar, y la afición luce ansiosa e impaciente por dirimir cuáles serán los dos finalistas que viajarán a Berlín a pelear el más prestigioso cetro de Europa. Entonces la señal de televisión muestra a los dos equipos en el túnel de acceso al campo, ubicados en sendas filas, listos para ingresar a disputar uno de esos duelos deportivos que serán comentados durante años. Entre las luminarias que se observan –protagonistas principales a partir de los siguientes quince minutos- hay uno que todos reconocemos en esta pequeña pero ahora muy popular nación centroamericana: Keylor Navas. Siempre entregado a su gran fe religiosa, el cancerbero de la Sele luce sereno y listo para ingresar a la gramilla del imponente Estadio Santiago Bernabéu a hacer su trabajo… en eso suenan las tonadas del Himno de la Champions League y los 22 actores empiezan a caminar hacia la verde alfombra del coloso de Chamartín

La anterior descripción, hay que reconocerlo, le eriza la piel a todo aficionado futbolero costarricense, y no es para menos. Durante años los ticos hemos soñado con tener un representante en una instancia como lo es la antesala inmediata a la Finalísima de una Champions. En el pasado sentimos como propia la hombrada que Walter Centeno y Mauricio Wright lograron en el mismo Bernabéu con su humilde AEK griego, vibramos con Bryan Ruiz y su magia liderando al Twente holandés contra el Inter de los argentinos Cuchu Cambiasso, Walter Samuel y el Pupi Zanetti, apoyamos a la distancia a Cristian Bolaños y Junior Díaz cuando se midieron al poderoso Barcelona enfundados en los colores del Copenhague danés y del Wisla Cracovia polaco, respectivamente, e incluso celebramos un gol de Winston Parks que clasificó al Lokomotiv ruso a la segunda ronda del famoso certamen interclubes de la UEFA. Pero nunca hemos visto a uno de nuestros compatriotas incursionando en el magno evento europeo no para participar y procurar avanzar lo más lejos posible, sino para competir y buscar el título… hasta ahora…

El elogiado papel de Costa Rica en la Copa del Mundo Brasil 2014 colocó a nuestro fútbol en la mira del planeta fútbol. Un inédito octavo puesto conseguido tras competir contra excampeones mundiales y exmonarcas de la Euro, elevó las acciones de nuestros jugadores nacionales. De acuerdo al estudio de la consultora brasileña PLURI, la Tricolor fue la Selección que más aumentó el valor de sus jugadores tras el evento de la FIFA, lo cual es congruente con el hecho de que tanto el máximo ente mundial como la prensa internacional le asignaran de forma unánime la etiqueta de ‘equipo revelación’ al combinado del técnico colombiano Jorge Luis Pinto.

En el caso específico de Keylor Navas, nominado a ‘Guante de Oro’ en Brasil, si se le agrega el positivo antecedente de haber arribado a tierras brasileñas con la distinción de ser el guardameta más efectivo de la última liga española, resulta prácticamente inobjetable su consideración a convertirse en el guardián de la meta del Real Madrid, el equipo más rico del mundo según el último listado publicado por la Revista Forbes. Los merengues, campeones en diez oportunidades de la Orejona, además de poseer 32 cetros ligueros y 19 Copas del Rey, entre otros títulos más, son siempre candidatos a triunfar en cuanta competición se inscriban. Y en la actualidad, con jugadores de la talla de Cristiano Ronaldo, Karim Benzema, Luka Modric, Gareth Bale, Marcelo, Sergio Ramos y Raphael Varane, además del fichaje del alemán Toni Kroos y del inminente arribo del colombiano James Rodríguez, lucen imponentes y con grandes probabilidades de ganarlo todo.

El fichaje del talentoso volante ofensivo cafetero del Mónaco se estaría oficializando entre hoy y mañana, destaca la prensa española; de ser así, y resuelto el destino de Iker Casillas y Diego López –porque a diferencia de nuestro país, allá sí se trabaja con diplomacia la resolución de tales lides- sería cuestión de pocos días o de horas, por qué no, para que se concrete la contratación del oriundo de Pérez Zeledón por parte del prestigioso Real Madrid. Si bien en España y allende desde hace tiempo se da por un hecho el traspaso del costarricense de Levante a la capital hispánica, y su bella esposa Andrea Salas ya ha comenzado a ser visualizada por los medios españoles en el exclusivo jet set (allá utilizan el también anglicismo WAGs, acrónimo de ‘Esposas y Novias’) donde hoy son “titulares” la periodista Sara Carbonero, la rusa Irina Shayk entre otras famosas modelos más, será necesario aguardar un poco de tiempo para empezar a consolidar un sueño que siempre nos ha apasionado a todos los ticos, y es justamente el descrito al inicio de esta columna: observar a un compatriota en las más altas instancias de los torneos de élite mundiales, compitiendo para convertirse en campeón y tocar el cielo con las manos, como podría hacerlo Keylor Navas en el Real Madrid.

 

 

*La fotografía fue tomada del sitio oficial del Real Madrid.

Comentarios

Comentarios