El onceno local está obligado a ganar por dos goles o más.


Por Luis Santiago Arce / Enviado Especial

Rochester, Nueva York – ‘La Tropa Naranja’ ha perdido una batalla, y a varios de sus hombres en el camino, pero la guerra no ha finalizado.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

De espaldas contra la pared, tras caer anteanoche 2-0 en el inicio de la serie semifinal A, los Islanders de Puerto Rico recibirán esta noche en el partido de vuelta a los Rhinos de Rochester, a las 6:00 p.m. en el Estadio Juan Ramón Loubriel de Bayamón, para definir el pase al juego de campeonato del torneo Primera División de la ‘United Soccer Leagues’ (USL).

El conjunto isleño, que vio detenida una racha de 17 partidos seguidos sin derrotas, está obligado a ganar al menos por diferencia de dos goles para, en ese caso, provocar un tiempo extra de dos mitades de 15 minutos, y una eventual tanda de penales en caso de persistir el empate, de acuerdo al sistema de goles agregados.

Si el margen favorable es mayor de dos goles, Puerto Rico avanzaría a la final, que se jugará el próximo sábado 11, pero si ganan por uno, empatan o vuelven a perder, quedarían eliminados por segundo año seguido en la semifinal.

“Vamos a sacar el resultado necesario el domingo (hoy). Tengo absoluta confianza en mis jugadores y esta vez vamos a tener el respaldo de nuestra fanaticada, que espero que colme el estadio para darnos esa energía que tanto necesitamos en este momento”, dijo el director técnico Colin Clarke a El Nuevo Día.

Los Islanders, que ganaron este año por primera vez el campeonato de la serie regular –Copa Comisionado- que les dio el pase directo a semifinales, han enfrentado varias adversidades esta campaña.

Tuvieron un lento inicio, pero cerraron con fuerza y se convirtieron en el equipo dominante de la liga. En un juego en Minnesota perdieron 2-0 la primera mitad, y finalmente ganaron 3-2. Perdían 1-0 ante la Liga Deportiva Alajuelense de Costa Rica al llegar al minuto 87 del juego de vuelta en Bayamón como parte de la ronda eliminatoria de la Liga de Campeones de la zona Concacaf, y le dieron vuelta al marcador para ganar 2-1.

Diezmados los isleños

Están inhabilitados para hoy Edwin Miranda y Scott Jones, quienes tienen que cumplir un juego de suspensión por sendas tarjetas rojas que recibieron antenoche.

Tampoco estará disponible el defensor Nigel Henry, quien anoche permanecía hospitalizado en Rochester con las fracturas en la cabeza producto de un fuerte choque con el delantero de los Rhinos, Matthew Delicate. También es incierta la participación de los lastimados isleños Alexis Rivera y Kendall Jagdeosingh.

Comentarios

Comentarios