Disclaimer: Las siguientes declaraciones no son de mi persona, más si de una personalidad muy bien conocida por muchos en el fútbol de Puerto Rico. La publico para fomentar el debate de libre expresión que fomentamos en FBNET. Ni yo personalmente, ni FBNET, necesariamente solidarizo con la expresiones vertidas por el compañero.


Mucho se ha comentado en los últimos días sobre la sorpresiva y acelerada nacionalización del portero Bill Gaudette. Unos en contra, incluyéndome, y otros a favor. Los que apoyan la decisión esgrimen como argumento que si los anteriores nacionalizados han sido aceptados ¿Por qué no Gaudette? El mismo director técnico de la selección, el señor Jeaustin Campos, justificó su decisión en la reciente conferencia de prensa en el Hotel San Miguel de Bayamòn diciendo “Cuando llegue acá el portero era Terry Boss y nadie decía nada”. Siendo esto así, permítame orientarlo, Sr. Campos. 
Cuando Terry Boss, Noah Delgado, Peter Villegas, John Krause, Christian Arrieta, Joshua Hansen, Scott Jones (y cualquiera otro que se me olvide) se nacionalizaron en el 2008, 2009 y 2010 la selección de PR era un ente casi inexistente. Era un equipo anónimo y con mínima proyección o relevancia internacional. No había en el futuro inmediato de ese equipo ningún evento de importancia o notoriedad internacional. Esos muchachos vinieron al equipo a aportar, a revitalizarlo, prácticamente a revivirlo. No había en el panorama ninguna posibilidad de beneficiarse con el proceso. Esos muchachos vinieron a comerse, a roer el hueso. Lo hicieron porque conocieron nuestro país, se enamoraron de su gente y se sintieron parte de nosotros. 
La situación con Bill Gaudette es totalmente diferente. Gaudette cumplía con los requisitos para nacionalizarse desde hace más de dos años. ¿Por qué no lo hizo entonces? Simplemente porque no había ganancia para él. Cuando militaba con los Islanders de PR fue el jugador mejor pagado en la nómina. La negociación de su contrato era la que más le exigía a la organización, en paga y en privilegios. Y cuando se habla de fútbol de clubes esa es una buena cualidad. Nadie puede criticarlo por ser así. Un atleta profesional siempre depende de lograr el mayor beneficio posible como fruto de sus labores. 
Sin embargo, cuando nos movemos al ámbito del fútbol de selecciones la cosa cambia radicalmente. En la selección de tu país no se juega por beneficios y Bill Gaudette viene a nuestra selección porque le conviene, porque se beneficia. Viene a nuestra selección porque en nuestro futuro inmediato hay un evento de relevancia y gran importancia internacional. No sé si por méritos de nuestra federación o si por algún sortilegio o suerte o benevolencia de parte de la federación de España, pero una promotora privada ha logrado conseguir que la selección campeona del mundo accediera a jugar contra nosotros y en nuestro país. Para Bill Gaudette ese es el foro ideal para tratar de revivir una carrera que desde que salió de los Islanders de PR ha ido en picada (cierto, está en MLS, pero su rendimiento con el Galaxy ha sido pésimo). Eso, definitivamente, está mal. 
Como ya dije, en la selección de tu país no se juega para beneficiarse. En la selección de tu país se juega por orgullo, por honor, por responsabilidad…..se juega por lealtad. ¿Cómo podemos exigirle a nuestros jugadores lealtad hacia el equipo si en sus mentes siempre va a pesar la posibilidad de que cuando surja un evento importante y relevante en el futuro del equipo podrían ser reemplazados por una nacionalización de última hora? Eric Reyes y Brandon Saldaña se encuentran ahora mismo en plenas vacaciones de verano (o por empezarlas). En febrero, Reyes estuvo disponible en pleno semestre de clases. Para cuando se juegue con España el 15 de agosto ambos estarán en pretemporada ya que la temporada colegial comienza a finales de agosto (no encontré fecha para el 2012 aun, pero en el 2011 comenzó el 18 de agosto). Las gestiones para que fueran autorizados a venir se podían haber iniciado hace un mes. Dudo mucho que alguna universidad le negara a uno de sus jugadores el privilegio y el prestigio de jugar contra la selección campeona del mundo. Sería un prestigio para la universidad también. 
¿Qué el señor Campos no quiere confeccionar un equipo basado en tener que rogarle a las universidades para que liberen a los jugadores en fecha FIFA? Yo preferiría rogarle de rodillas a las universidades antes que traicionar a los chamacos que son el futuro de nuestra selección (cosa que Bill Gaudette definitivamente no es). No puedo, por más que intento, ver alguna motivación extra personal, para esta nacionalización que no sea el intento del señor Campos de lucir bien, inmediatamente, frente a la selección española. Me impresiona como que al señor Campos le horroriza la posibilidad de una goleada. Así que, nuevamente, permítame orientarlo. La selección de España, campeona del mundo, es por lo menos 8 o 10 goles mejor que la nuestra en un día en que jueguen pésimo y siendo extremadamente conservador en el cálculo. Con o sin Bill Gaudette. El que nuestra selección reciba o no, una goleada el 15 de agosto depende de la cortesía, tacto y buenos modales que los españoles tengan para con nosotros y no de la fortaleza del equipo que usted pueda confeccionar con nacionalizaciones de última hora. Por suerte los mejores jugadores de ataque que han tenido los Islanders de PR en los últimos años son procedentes de Jamaica, Inglaterra, Republica Dominicana y Guyana y no son elegibles para nacionalización, porque si no, quizás Pito Ramos y Andres Cabrero estarían viendo el juego contra España desde las gradas del Juan Ramon Loubriel. 
Cuando usted llegó a nuestro país vino con un proyecto para desarrollar a nuestros jugadores jóvenes y conformar un equipo fuerte y relevante en nuestra zona a largo plazo. Ahora quiere presentar un equipo sólido y respetable inmediatamente y “darle tiempo a nuestros jóvenes, sin apresurarlos”. Estas son metas conflictivas, no se puede lograr ambas a la vez. Para desarrollarse nuestros jóvenes necesitan participar de TODAS las experiencias que haya disponibles y de las trascendentales aun más. No necesitan que se les dé tiempo en un limbo mientras jugadores en el ocaso de su carrera se benefician sin corresponderle. Decídase, su plan original era mejor. 
 Josè Vicente Hernàndez (Yeivo) 
 El autor es fanático, exclusivamente, de El Huracán Azul,  los Islanders de PR y Bayamòn FC. En ese orden.

Comentarios

Comentarios

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.
Artículo anteriorPuerto Rico se desquita con goleada
Artículo siguienteArgentina está en la cima de Sudamérica.
Edwin Jusino
Director Ejecutivo de FutbolBoricua.net. Actualmente estudiante de Historia de las Américas en programa combinado Maestría/PhD de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, Recinto Metropolitano. Lleva más de una década cubriendo el fútbol de Puerto Rico. Actualmente está trabajando su disertación doctoral sobre el pasado presidente de la FPF, el Dr. Roberto Monroig. Hincha del Club Atlético de Madrid y de la Selección Nacional de Fútbol de Puerto Rico. Puede contactarle via twitter o Instagram en @erjusinoa