Anuncio
Haz click en la imagen para más información.
Honduras, 24.01.09Actualizado: 25.01.09 12:15pm – Christian Girón: cristian.giron@diez.hn

Tan parejo como engañoso, tan justo como inmerecido para ambos clubes. El clásico entre Marathón y Real España tuvo de todo, buen fútbol, ocasiones de gol falladas en ambos arcos, pero sobre todo emoción, pero que se negó a desbordarse, con la ausencia de goles.

Nadie, absolutamente nadie pensó que el 0-0 sería el resultado de un partido que prometía mucho, que tenía sabor a revancha y revivía la final del torneo anterior, que tuvo toques de belleza, pero no de certeza.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

Pese a que verdolagas y aurinegros lo intentaron una y otra vez, ambos se fueron felices con el empate, una igualdad que le permite al Real España seguir en los más alto de la tabla con 7 puntos y a Marathón en segundo lugar con 4 unidades, pero dependiendo de los resultados de hoy, podría caer hasta la sexta ubicación.

SAN OBELAR

En el inicio, Marathón propuso más, fue incisivo, tanto que en los primeros tres minutos de juego ya había generado igual número de jugadas de peligro, Jerry, Tyson y Mitchel Brown querían hacer de las suyas, pero no tuvieron suerte.

Real España poco a poco tomó el manejo del balón, Carlinho movía el mediocampo de su equipo y en base a su técnica y con la velocidad de sus compañeros comenzó a llevar peligro.

Primero fue Melvin, quien tras recibir un pase de Carlinho, fusiló a Juan Obelar, pero este comenzaba a tener un gran juego, minutos después fue Nery Medina, pero tampoco logró vencer al “gigante” uruguayo.

Minuto 36, Obelar seguía agrandando su figura. Carlinho superó en velocidad a Milton Palacios, encaró al portero verde, pero no lo pudo derrotar.

Marathón respondió. Mitchell Brown tuvo el gol en sus botines, pero para su mala suerte el globito que ya había superado a Macías salió apenas desviado. Así nos fuimos al descanso.

Ya en el complemento la tónica del juego no cambió, los aurinegros atacaban y atacaban, disparaban al arco, pero Obelar estuvo en su noche, fue una muralla, ni un gran tiro libre de Mario Martínez, ni los cabezazos de Nery Medina y Lalín pudieron vencerlo.

POLÉMICA

El árbitro central Benigno Pineda no pitó tres penales en el juego: uno a favor de Marathón por una mano clara dentro del área de Allan Lalín. Dos para Real España, por falta de Mauricio Sabillón sobre Carlos Dias y una mano de Astor Henríquez.

Comentarios

Comentarios

Haz click en la imagen y únete a la comunidad hoy.