lunes, 27 de septiembre de 2010
Esteban Pagán Rivera / Primera Hora

Las derrotas para los Islanders de Puerto Rico se siguen amontonando, pero eso no ha disminuido los ánimos en las altas esferas del club puertorriqueño.

La Tropa Naranja sufrió un nuevo revés el pasado sábado al caer, 2-1, en su visita a los RailHawks de Carolina en su penúltimo partido de la temporada regular de la Segunda División de la Federación de Fútbol de Estados Unidos (USSF-2).

Para los Islanders, fue la derrota número 11 de la temporada, la mayor cantidad desde que sumaron 17 reveses en la temporada inaugural del 2004.

Pero para su presidente, Andrés Guillemard, la cantidad de derrotas es insignificante. Y es que según el líder naranja, los Islanders han tenido que aprender a cuidar a sus jugadores en preparación para la postemporada y la Liga de Campeones de la Concacaf.

“Hemos tenido que proteger el equipo para este momento. Y estos sacrificios conllevan derrotas. Lo importante es cómo terminamos, no cómo empezamos”, dijo ayer Guillemard a Primera Hora.
La derrota del sábado dejó a los Islanders como el octavo clasificado y con una cita segura en la primera ronda de los playoffs ante el líder, posición que al momento es luchada por Rochester y Austin.

Guillemard recordó que su equipo perdió la final del 2008 ante Vancouver por desgaste físico, al no saber administrar bien a los jugadores entre su participación en la liga y en la “Concachampions”. Eso, según el abogado, ya cambió y lo piensan demostrar en el campo.

“Yo confío en que, a la postre, demostraremos que éste es el mejor equipo que hemos tenido”, sentenció Guillemard.

Comentarios

Comentarios

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.