Acción en partido entre Puerto Rico y Argentina donde las gauchas derrotaron 03 a las boricuas. Suministrada

Agradable atmósfera fue la que reinó anoche en el Estadio Centroamericano de Mayagüez donde los fanáticos se reunieron para presenciar lo que sería un partido histórico entre las selecciones femeninas de Puerto Rico y Argentina.

Con tan solo 2 minutos de partido la seleccion de Puerto Rico se acercaba con mucha vertiginosidad al area defendida por las argentinas, pero la jugada terminaba en el primer fuera de juego del partido.

Puerto Rico se salvó derecibir el primero al minuto 4 de partido cuando en un ataque argentino la portera JLo Ann Varada logró dominar en lo que fue un mano a mano claro para las visitantes.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información

Al llegar al minuto 6 de partido, se le presentó una oportunidad unica a la Argentina en la que su número 9, Belén Potasa convirtió un penal que el oficial del partido no dudó en marcar.

A pesar del dominio puertorriqueño observado durante los primeros compaces del partido, la jerarquía argentina se comenzó a ver rápido luego del 1-0.

El conjunto visitante continuaba intentando y presionaba el area local con mucho peligro. No tardaron mucho en convertir lo que fue el 0-2 que surgió de un tiro de esquina. Anotó Aldana Connetti para aumentar así la ventaja sobre el onceno boricua y poner aún más cuesta arriba la hazaña para las locales.

El técnico David Guillemat parecía estar tranquilo a pesar de todo y no se veía que fuera a realizar algún ajuste táctico a pesar de como se iba viendo el partido.

A pesar de alguno que otro destello de calidad que se podía ver en las locales, la calidad y veteranía del conjunto argentino parecía ser demasiado fuerte para un conjunto aguerrido que a penas se estrenaba con nuevo director técnico.

Cuando se acercaba el minuto 20 de partido, Puerto Rico lucía errático y se podía apreciar que deseaban ir tras del resultado a como diera lugar, pero esta desesperación las llevaba a errar mucho pase y a perder rápido la posesión del balón. La única persona que parecía desear que su equipo tuviera calma y no entrara en el desespero lo parecía ser su capitana, Karina Socarrás, a quien se podía observar haciendo señas a su equipo para que no perdieran el control y se mantuvieran concentradas.

Cuando el reloj marcaba los 22 minutos, una falta le proveyó al conjunto local una oportunidad de tirar un centro al area que fue desaprovechado.

Las puertorriqueñas no podían sacudirse la presión del conjunto visitante.

A la media hora de partido, un choque en el medio del campo provocó que Yamila Rodríguez tuviera que ser atendida. Luego de tan solo unos minutos de ser atendida, Rodríguez tenía que ser sacada del partido entre los brazos de los preparadores físicos argentinos entre lágrimas. Sus gestos dejan entrever que la lesión que ha sufrido ha podido ser una de gran magnitud.

Cabe destacar que la jugadora tuvo que ser cargada porque al parecer las camillas y paramédicos dentro del estadio se encontraban de vacaciones. Tanto así que al momento en que la joven ya iba camino al camerino, los paramédicos y su camilla aún no habían recorrido ni 1/3 del camino que debían seguir.

Mientras se removía a Rodríguez del campo, que fue sustituida por Micaela Cabrera, aprovechó el tiempo que se detuvo el partido para intentar acomodar a sus jugadoras en la cancha con la meta de acortar las distancias.

Rumbo al final de la primera parte el partido se tornaba en uno aspero y muy cortado. El onceno boricua parecía desconcentrado y comenzaba a cometer mucha falta innecesaria. A pesar de esto, el conjunto argentino no parecía conforme e intentaba incrementar lo que era una victoria de 2 goles por cero a los 40 minutos de la primera parte.

A los 40 minutos el público aplaudía la aparición de la camilla. ¡Ya era hora! De estos errores hay que aprender, señores.

Cuando el reloj marcaba los 43 del primer tiempo, surgió una oportunidad inigualable para las boricuas con un tiro libre cerca del area que pasaba cerquita del travesaño, cortesía de la jugadora número 11.

La primera mitad terminó con una clara para las visitantes. Afortunadamente la guardameta boricua JLo Ann Varada se mantuvo firme y logró controlar sin problemas.

La primera parte del partido terminó con un tiro de esquina a favor de las locales, el primero y único en la primera mitad.

La primera persona en salir al campo para la segunda mitad, lo fue la capitana boricua, Karina Socarrás. Mientras que salió Angela Diaz para dar entrada
a Mariana López.

En el onceno visitante salió Karina Correa y por ella entra Laurina Olivedo con el dorsal 12.

El juego siguió igual, con la novedad de que Mariana López pasó a jugar como única punta mientras Karina pasó a jugar más retrasada. Con este cambio se propuso dar mayor manejo y distribución de balón y así intentar cambiar el rumbo del partido y descontar en el marcador.

A penas a los 3 minutos de la segunda parte se concretó la primera ocasion de peligro para las locales, pero el despejo terminó en saque de banda. El equipo puertorriqueño pareció otro luego del descanso, de seguro las palabras de su entrenador en el entretiempo no llegaron a oídos sordos.

Sale Milagros Otalu y entró Juana Muñóz y su impacto no tardó en notarse, pues a tan solo minutos de entrar al terreno de juego ya hacía de las suyas con un disparo que pasaba muy cerca del travesaño.

Puerto Rico continuó creando peligro y era Mariana quien estaba a punto de marcar luego de conectar con un centro proveniente del costado derecho.

Argentina respondía a los 10 minutos de la segunda parte por medio de su número 19, quien luego de un hermoso recorte ante la defensa, lanzaba un disparo que se iba muy alto.

Puerto Rico arriesgaba y se iba al toma y dame con la selección argentina. Parecían haber salido renovadas y salir con otros aires luego de lo demostrado en la primera mitad. El desgaste físico sufrido en la primera mitad parecía no haber desgastado completamente al equipo y parecían querer más.

Sale Belén Potaza y entra Milagros Melendez por el equipo de Argentina.

El equipo argentino intentaba sacudirse la presión que le aplicaban las boricuas, pero sin lograrlo con la efectividad deseada. El equipo local lograba continuar acechando
el area argentina y lograban conseguir un tiro de esquina que no pudieron aprovechar. Las intenciones estaban ahí, pero el que no hace los goles, los ve hacer y todavía quedaba mucho partido por delante.

JLo Ann Varada se lucía con una atajada que lograba desviar un balón de peligro hacia el tiro de esquina. No lograban concretarlo y el conjunto local intenó salir rápido con peligro pero su avance fue bien controlado por las visitantes.

Selimar Pagan sale y entra Soleil Ríos por el combinado boricua. Su entrenador ve que hay posibilidades, pero que el equipo necesitaba de piernas frescas para continuar preocupando a las argentinas.

El equipo argentino parecía haberse relajado y se lograba observar como las boricuas continuaban creando ocaciones claras, pero sin lograr concretarlas. Ante esta situación, el Técnico argentino intentaba darle vida a su equipo por medio de la salida de Agustina Barroso. A pesar de este cambio, el onceno boricua continuaba bombardeando el area argentina con centros, intentando conectar uno que lograra subir al marcador.

Salen Karina Torres y la capitana Karina Socarrás y entran  Paola Goyco y Maria Luisa Colón.

A pesar de la enorme cantidad de faltas en el partido, el arbitro del partido no mostró ni una tarjeta cuando faltaban solo 15 minutos para finalizar el partido.

Faltando ya un cuarto de hora para finalizar el partido, se podían observar a ambos conjuntos quemando los últimos cartuchos. Por una parte, las visitantes buscando asegurar su victoria y las locales luchando por conseguir el gol del honor.

Las boricuas no se daban por vencidas y continuaban apedreando el tejado argentino. Otro tiro de esquina en el minuto 77 dejaba en evidencia a una defensa argentina que lucía agotada, pero que aún así sacaba como podía los avances locales. Continuaba la lluvia de centros, pero no se veía como conectar para lograr un tanto que pusiera aún más presión sobre el onceno argentino.

Cuando mejor lucían las boricuas, una jugada preparada de tiro de esquina termina con una falta dentro del área que se marca como penalti. El fútbol no es de merecer y así Aldana Connetti coloca el 3-0 tan anhelado para las visitantes a falta de solo 5 minutos mas el agregado para la culminación del partido.

Katy Saleh entra en sustitución de Varana por el onceno boricua.

Al final, 2 minutos fueron agregados por el tiempo que se había perdido entre faltas y sustituciones. Hay que destacar la valentía y la garra de las jugadoras boricuas que no quitaron el pie del acelerador hasta el final. En un mundo ideal, concretando las oportunidades creadas, el partido hubiera terminado fácilemente con un empate entre ambos conjuntos, pero el fútbol no es de merecer.

El partido termina así, con 3 goles a favor del equipo visitante y un onceno boricua que, a pesar de su lucha y entrega, no logró finalizar sus jugadas.

Comentarios

Comentarios