Jonathan Faña y los Islanders vienen de golear, 3-0, a los Silverbacks de Atlanta el pasado miércoles en Bayamón.  (Suministrada / Puerto Rico Islanders)

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

viernes, 18 de mayo de 2012
Esteban Pagán Rivera / Primera Hora

Antes de partir a una de las giras más importantes de la temporada, el director técnico de los Islanders, Adrian Whitbread, llevó ayer a sus pupilos al estadio Juan Ramón Loubriel.

“Hemos tenido un inicio fantástico, pero quería reenfocarlos”, sostuvo el técnico.El estadio no está en condiciones para jugar, pero sí estará listo para el mes de agosto, cuando inicie laLiga de Campeones de la Concacaf.
“Los llevé al estadio, que ya tiene la grama puesta. Quería que tuvieran la misma visión que yo, el estadio lleno, como pasó contra el Galaxy (de Los Ángeles). Pero, para lograr eso y clasificar a la Liga de Campeones, hay que pasar esta ronda de CFU”, explicó ayer Whitbread a Primera Hora.
La Tropa Naranja iniciará hoy un viaje que los llevará a Carolina del Norte y luego a Islas Caimán, donde disputarán la segunda ronda de la Copa de la Unión Caribeña de Fútbol (CFU, por sus siglas en inglés). El torneo caribeño es clasificatorio a la próxima edición de la “Concachampions”.

En Islas Caimán, los Islanders se enfrentarán al anfitrión George Town, al Caledonia AIA, de Trinidad y Tobago, y al Baltimore de Haití.
Pero, antes, pararán en Carolina del Norte para enfrentar a los locales RailHawks en un compromiso de la North American Soccer League. Los RailHawks, dirigidos por Colin Clarke, aún no conocen la victoria en ocho salidas y vienen de perder, 2-1, en su visita a los campeones defensores Stars de Minnesota.
“Carolina tuvo un muy buen partido en su última salida. Como siempre, será un partido complicado”, apuntó Whitbread.

Comentarios

Comentarios