El Equipo Nacional de Puerto Rico sufrió en la noche de este sábado un duro revés 2-0 de visita a la selección de Antigua y Barbuda, pero aún sigue viva la aspiración boricua de lograr el pase directo a la Copa Oro 2017 de la Confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (CONCACAF).

Con ese resultado, el seleccionado boricua adulto masculino queda obligado a vencer por diferencia mínima de 3 goles a Curazao este martes 11 de octubre (7:30 p.m.) en el Estadio Juan Ramón Loubriel de Bayamón para obtener el boleto directo, o al menos por margen de dos anotaciones para tener opción a un posterior proceso de repechaje.

Bajo cualquier otra circunstancia, Puerto Rico quedaría eliminado en el Grupo 3 en la tercera ronda de la Copa del Caribe Scotiabank 2016.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

Antigua y Barbuda, que venía de una derrota 3-0 de visita a Curazao el pasado miércoles en el inicio de la decisiva etapa caribeña, tomó ventaja al minuto 43 con gol de Perer Byers y resistió de ahí en adelante el aguerrido empuje del onceno boricua, que tuvo el debut del español Carlos Cantarero en la dirección técnica.

Puerto Rico, que había vencido 2-1 en tiempo extra a Antigua y Barbuda al cierre de la segunda ronda en junio pasado, abrió con Matthew Sánchez en la portería, completando la alineación con Elliot Vélez, Jason Hernández, Jeremy Hall, Andrés Cabrero, Juan Coca, Emmanuel D’Andrea, Jorge ‘Georgie’ Rivera, Joseph ‘Jackie’ Marrero, Emanuel ‘Manolo’ Sánchez y Héctor ‘Pito’ Ramos.

Olvin Ortiz entró por Rivera al 65’; Micheal ‘Mike’ Ramos por ‘Manolo’ Sánchez al 75’; y David Cabán por Hall al 85’, justo después que se produjera el segundo gol de Antigua y Barbuda que dio fin a las aspiraciones boricuas de al menos regresar a casa con un empate.

Antigua y Barbuda terminó con tres puntos, igual cifra que tiene Curazao, y Puerto Rico está en blanco.

Comentarios

Comentarios