21 Septiembre 2010

Tres nuevos refuerzos se unirán a la selección boricua en la Copa Digicel

Por Luis Santiago Arce / ENDI.com

Existe una creencia equivocada en el país de que los Islanders de Puerto Rico son la selección nacional de fútbol, pero al ritmo que va el curso de la historia, parece que esa podría ser la realidad en el futuro y al menos los gestores del proceso parecen encontrarle una justificación.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

“Eso era parte del proyecto, que Islanders produjera jugadores para el Equipo Nacional, ya fueran puertorriqueños o nacionalizados”, dijo ayer el presidente de la Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF), José ‘Joe’ Serralta.

Dos cotizados defensas, el estadounidense John Krause y el italoamericano Cristian Arrieta, han confirmado su integración al seleccionado boricua como jugadores nacionalizados con miras al torneo Copa Digicel del Caribe a jugarse del 2 al 6 de octubre en el Estadio Juan Ramón Loubriel de Bayamón.

Ambos estuvieron par de temporadas con ‘La Tropa Naranja’, club profesional que opera en Bayamón pero activo en una liga de Estados Unidos, aunque al presente tienen compromisos profesionales en el extranjero, Arrieta con Filadelfia en la ‘Major League Soccer’ (MLS) y Krause en China.

También acaba de nacionalizarse el atacante estadounidense, Joshua Hansen, para unirse bajo esa clasificación en el combinado patrio a Noah Delgado, Petter Villegas y el arquero Terry Boss, si finalmente se logra un acuerdo con Seattle Sounders de la MLS.

“Tenemos que reforzar nuestro equipo para que luzca bien… hay que tener una selección competitiva para tratar de ir a la Copa Oro. Para eso tengo que traer jugadores que conocemos, que vinieron y se integraron al país por completo”, reiteró Serralta, tras asegurar que todos cumplen con el requisito de haber tenido dos años de residencia en la Isla. “No es que tengan que ser residentes al momento de la competencia”, agregó.

Hansen y Delgado aún permanecen con los Islanders, cuyo director técnico, Colin Clarke, ejerce igual función con el Equipo Nacional, que también se nutre de tres actuales defensas boricuas de la plantilla anaranjada: Alexis Rivera, Richard Martínez y Marco Vélez, quien se perderá la Copa Digicel por cumplir los tres juegos de suspensión vigentes por un incidente ocurrido durante la eliminatoria mundialista contra Honduras en el 2008.

Villegas también jugó con el club isleño, al igual que el volante boricua Andrés Cabrero, aunque ahora ambos pertenecen al River Plate Puerto Rico. La tendencia de nacionalización comenzó en el 2004 con el ya excluido Chris Gores, otro ex integrante de los Islanders.

Se hizo una gestión similar, pero sin éxito, con el ex portero anaranjado, Joshua Saunders, y con dos jugadores rivales de la franquicia profesional boricua en la liga USL, Taylor Graham y Kupono Low. “Las selecciones nacionales de todos los países en un momento dado, cuando no tienen jugadores de calibre en una posición, utilizan el recurso de nacionalización”, enfatizó Serralta, consciente de las críticas que genera la medida porque “hay alguna gente que no entiende el proceso”.

Puntualizó, además, que la potencial solidificación de proyectos profesionales en la Isla permitirán que en el futuro haya mayor presencia boricua dentro de la selección. “Tienen que seguir trabajando, y ya llegarán… ya vendrá el momento en que los jugadores refuerzos serán mínimos”, concluyó.

Comentarios

Comentarios