Anoche vieron detenida su racha de 17 juegos sin derrotas.

Por Luis Santiago Arce / Enviado especial

Rochester, Nueva York – Por dos meses, ‘La Tropa Naranja’ estuvo indetenible y superó todos los obstáculos en su camino, pero anoche cayó en el hoyo más profundo de toda la campaña 2008.

Afectados por la desventaja numérica ante la salida de Edwin Miranda a finales de la primera mitad, los Islanders de Puerto Rico vieron detenida en 17 su racha de juegos seguidos sin derrotas en el peor momento, al caer 2-0 ante los anfitriones Rhinos de Rochester en el primer juego de la serie semifinal A del torneo Primera División de la ‘United Soccer Leagues’ (USL).

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

Tras varias oportunidades fallidas a principios del encuentro de parte y parte, la balanza comenzó a inclinarse a favor de los Rhinos en el minuto 36, cuando el árbitro central Niko Bratsis expulsó con tarjeta roja directa a Miranda por alegada ‘conducta violenta’, según se informó en la cabina de prensa, aunque el director técnico del conjunto isleño, Colin ‘General’ Clarke, comentó al finalizar el partido que ni tan siquiera el cuarto árbitro, Jacob Wickham, pudo darle una explicación.

“Las decisiones del árbitro (Bratsis) cambiaron el juego. Parece que nunca ha trabajado en un partido de este nivel. Es algo desafortunado”, dijo Clarke, con evidente malestar, pero confiado en una reacción de sus jugadores en el choque de vuelta, mañana a las 6:00 de la tarde en Bayamón.

“Contra Minnesota estuvimos abajo al terminar la primera mitad, y ganamos 3-2. Lo hemos hecho todo el año, y lo vamos a repetir”, agregó.

Los Rhinos, sin embargo, aprovecharon la ventaja numérica y se la pusieron difícil al conjunto anaranjado con goles de Andrew Gregor al minuto 63 y Johnny Menyongar al 78. Para completar, el defensor isleño, Scott Jones, también fue expulsado, por doble tarjeta amarilla, al cuarto minuto del tiempo de descuento.

El partido tuvo que extenderse más de lo previsto al quedar detenida la acción por diez minutes al final del tiempo regular por un choque de cabezas entre otra defensa de los Islanders, Nigel Henry, y el delantero Matthew Delicate.

En la otra semifinal, el Impact de Montreal superó 1-0 a los Whitecaps de Vancouver, que serán anfitriones mañana del partido de vuelta.

Comentarios

Comentarios