Miércoles 16 de diciembre de 2015
Edwin R. Jusino | Desde la Tribuna

Ya con unos dias de congelamiento me doy a la tarea de escribir esta columna, tratando de ser lo más objetivo posible. Desde hace varios días se viene repitiendo el estribillo de que el partido del viernes pasado fue un partido para desarollar el fútbol de Puerto Rico.

De hecho, así mismo lo dijo el productor del evento, P. J. Arroyo en la conferencia de prensa de la semana pasada donde el periódico El Nuevo Día cita:

Anuncio
¡Hazte socio de nuestro programa de mebresías! Visita nuestra página en Patreon y entérate de los beneficios.

“No queremos que sea solo un partido. El compromiso que tiene el New York City Football Club  va más allá, no es meramente un juego para finalizar la temporada (en la Major League Soccer). En la Federación se están entrelazando una serie iniciativas con el club para el desarrollo del deporte”, pronunció PJ Arroyo, presidente de Playoffs Entertaiment, durante la conferencia de prensa sobre los detalles.

Esto le es seguido por las declaraciones del todavía presidente de la Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF), Eric Labrador, a Enrique Bartolomei del periódico El Vocero:

Este ha sido el inicio de una gran relación con el NYCFC, que tiene planes de seguir involucrado con el fútbol boricua”, agregó por su parte Eric Labrador, presidente de la Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF). Labrador le confirmó a este medio que ya se sentó a hablar con el dirigente del onceno puertorriqueño, Avedissian, para planificar otro partido amistoso para la selección boricua.

Es curioso que el patrón que se reflejó para el partido de la Selección Española con la de Puerto Rico, se esté repitiendo de nuevo. Es como si el reloj del tiempo nos hubiera regresado al 2012. ¿No me creen? En marzo 13 del 2012, el periódico El Mundo, de España, citando un comunicado divulgado por Europa Press, cita a la productora del evento de “La Roja en Puerto Rico” diciendo lo siguiente:

El encuentro será a beneficio del Centro de capacitación de Autismo de Puerto Rico, por iniciativa de Maritza Casiano, que aseguró que la visita de España a Puerto Rico “supone el comienzo de una nueva era deportiva”. “Puerto Rico tiene cultura de fútbol, pero este evento histórico data el comienzo de una empresa futbolística”, celebró

¿Ya tan rapido terminó una era deportivo en Puerto Rico para comenzar otra? O ¿continúa la misma ” era deportiva” donde la Selección es vista más como una gallinita de huevos dorados?

Y por si las dudas, el periódico digital Noticel, en un artículo de Hermes Ayala de julio 13 de 2012, cita a Labrador y a Casiano diciendo lo siguiente:

“Por ejemplo, en la Biblia dice: ‘No me des comida, enséñame a pescar y seguiré comiendo’. Y eso es lo que estamos haciendo. Esto no es un gasto, es una inversión. Esto es algo que nos tira adelante muchos años en nuestro empeño de tener una gran selección nacional. Nosotros no estamos haciendo esta inversión solo para el 15 de agosto. Esto es un deporte que ahora, más que nunca, seguirá creciendo”, añadió Labrador, indicando que “realmente, la inversión mayor es la cantidad dada por la empresa privada, que no tiene precedente en la historia del fútbol de este país”.

“Esto es el comienzo de una nueva era económica y deportiva en Puerto Rico”, expresó Casiano al inicio de la conferencia de prensa. “Esto es el comienzo de algo muy, muy grande. Puerto Rico es el único país virgen de dólares invertidos en el deporte más importante del mundo. Esto es solo el inicio en nuestro esfuerzo para que de Puerto Rico salga el próximo Miguel Piqué o Iker Casillas”, agregó.

¿Alguien duda que es el mismo libreto reciclado de la Roja? Hasta en la manera que trataron a nuestra Selección antes, durante y despues del evento, siendo esta de segundo plano. Era más importante mercadear a Pirlo, Villa, y Lampard (ojo, admito que me fascinó lograr sacarme una foto con uno de mis jugadores favoritos), que mercadear a los locales. ¿Que nadie en el público general sabe quienes son? Cuando no se aprovechan estos “mega eventos” para darlos a conocer, lamentablemente, se repite la historia.

A pero llevaron a nuestros jugadores en un media tour los días antes del partido. ¡Por lo menos algo bien hizo la FPF! Pero es como el dicho en inglés “too little, to late”. O sea, muy poco, muy tarde. Pero esto es de esperarse, de un presidente federativo que trata a la Selección como una gallina de huevos dorados.

La peor falta de respeto para los nuestros fue posterior al partido. Las muchedumbres, decenas de cientos de personas aglomeradas para tratar de sacarle una última foto, un último autografo a una de las tres mega estrellas. Nada mal. Pero ¿por que a los nuestros no les hicieron una zona para lo mismo? A los nuestros poca gente fue a pedirles autógrafos, y luego con una fila de seguridad, los jugadores salieron del vestidor hacia el autobus, sin pena o gloria.

El NY City FC vino a desarollar su marca en Puerto Rico, no a nuestro fútbol. El NYCFC lo que desea es atraer a los nuyoricans a sus partidos. Por eso el enfoque de mencionar que cuenta con dos potenciales jugadores puertorriqueños en su plantilla. Uno, como Saunders que ya se vistió la playera nacional, y otro, como Hernández, que nunca lo ha hecho. No lo veo mal. Una empresa tiene derecho de expandir sus horizontes, pero hubiera preferido ver a NYCFC jugar un amistoso con algún otro club, sea de MLS, o de México. Eso, hubiera sido un éxito taquillero (solo entraron pagando 7850, y la capacidad del Loubriel es de 12,000), llenando a capacidad el Loubriel.

Ojo, además del libreto reciclado de La Roja, este evento tuvo otro elemento clave relacionado con el evento del 2012. La compañía que puso la licencia FIFA para agente, fue ACTYVOS Group, antes VOS Sports and Entertainment. Mi última columna discutí algunos aspectos nebulosos de esta compañía en España.

Ahora, este evento si tuvo algunos factores positivos. Manolo Sánchez debutó en la Selección Mayor, a pesar de que todavía puede ser convocado para la de Estados Unidos, pues este no fue un partido oficial FIFA. El partido sirvió como plataforma para que tanto Josh Saunders, como Jason Hernández, empezaran a considerar a ponerse la camisa de Puerto Rico, uno de nuevo, y el otro por primera vez. Y si algo nos ha demostrado este año la Selección, es que estamos en necesidad de defensa de calidad.

Hablando de defensas, el debut de Luis Lorenzo, de SPDP Spartans, fue magnifico. Su gesta defensiva permitió que jugadores como Villa no pudieran ser efectivos frente a nuestra red. Lorenzo tiene un buen futuro en nuestra Selección, y solo necesita el empuje para dar el salto a un equipo de primera división importante fuera de Puerto Rico.

Foto: ENDI

Comentarios

Comentarios