Foto pro Telemundo de Puerto RIco.

No es necesario, con decisiones antes tomadas por el presidente Iván Rivera de la FPF, explicar el error ortográfico que utilizo para llamar la atención de aquellos que pensamos que merecemos lo mejor para nuestras selecciones nacionales de fútbol; las masculinas y las femeninas.

El editor de FBNET, Sr. Edwin Jusino, escribió una acertada nota periodística sobre la posible sede de entrenamiento y operaciones de nuestras selecciones nacionales de fútbol, a tenor con unas declaraciones del presidente Iván Rivera a la periodista Yamaira Muñiz Pérez, del diario El Vocero, publicada el día 18 de septiembre de 2019.

En la reseña, aparece una foto del Sr. Iván Rivera y otras personas mirando unos terrenos en el pueblo de Naranjito para poder establecer allí el propuesto centro. ¿Naranjito? ¿Razones en particular? Que alguien me diga.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

 

Parece que el presidente Rivera, luego cambió de idea y miró hacia el llamado Albergue Olímpico de Salinas. Y tengo conocimiento de que la idea no fue llevada ante el Comité Ejecutivo y menos ante una Asamblea General de la matrícula. Existe casi un compromiso de acuerdos; que la cosa está a ley de un plumazo, dice el señor presidente.

Esta decisión, por su envergadura y propósito, debe consultarse en el Comité Ejecutivo y en Asamblea General, pero mi recomendación es que si lo proponen no la acepten. Es una decisión totalmente «herrada» (no me corrijan) que nace de una o dos personas solamente. A menos que les hayan consultado por teléfono a dos o tres miembros del Comité Ejecutivo, que es la práctica de esta administración federativa. Pero se de miembros no consultados. ¿Quieren nombres?

Cuando escribo, para que nadie me refute, de propio conocimiento puedo hablar de lo que era antes El Proyecto Goal y lo que es hoy el Proyecto Foward. Y les voy a explicar, con la intención de que alguien (no de los acólitos) pueda traer el tema el próximo sábado 28 de septiembre, en la Asamblea General, y defiendan sus derechos supremos para que no sean «un sello de goma», como diría mi abuelo Lorenzo.

De lo que voy a explicar, el actual presidente de la FPF, estaba jugando trompo en Corozal.

Primero:
Si son tan copiones, por que no han encontrado lo que está establecido en el “Plan de Desarrollo de Infraestructura”, que parece que lo han perdido, donde se menciona que en cada región (6) se establecería una oficina regional, con toda la instalación deportiva, según los planos enviados por FIFA con capacidad para 2,000 asientos. ¿No lo han encontrado?

Si ha de solicitar $30.000.000 millones, ¿no sería mejor emplearlos en darle $5,000.000 millones a cada región, para que en reuniones oficiales, los municipios componentes de cada región, decidan ellos donde establecer la oficina regional y el centro de desarrollo dentro de su región? ¿O ese poder es solo del presidente? Si usted es parte de una Asociación Regional y votó por Iván, ahora… coja candela.

Ya se conocen municipios que tienen las facilidades y que con menos de cinco (5) millones, se establece algo digno para nuestras selecciones. Lógica elemental. Solamente voy a mencionar algunos, donde los alcaldes han demostrado un genuino interés: Caguas, Bayamón, Juncos, Guayama y Fajardo. Mis excusas a los demás que conozco, pero no tengo mucho espacio.

Segundo:
Si han buscado para copiar, creo que deben haber encontrado los “Planos de Construcción del Proyecto Goal” que se iba a desarrollar en Country Club para las oficinas centrales de la FPF, con estacionamiento para cuarenta (40) automóviles, hospedaje para noventa y dos (92) personas, un gimnasio, una cancha con las medidas FIFA, una cafetería, una cancha de práctica y un óvalo para caminar. Aprobado por FIFA, se iba a poner la primera piedra y por motivos puramente políticos no se logró el desarrollo. Contratos y planos están en archivo en la FPF, o si prefiere, comuníquense con el Sr. Alberto Ramos. Ustedes lo conocen y saben de su interés por el deporte del fútbol y por nuestras selecciones nacionales.
Seguro que les ayudaría.

Tercero:
Para beneficio de los que no conocen sobre el llamado Albergue Olímpico, quiero contarles algo que el presidente Rivera y otros desconocen y toman decisiones «herradas».

En el año de 1980, el entonces Secretario de Recreación y Deportes, Hon. José Celso Barbosa Muñiz y este servidor, que era el Secretario Auxiliar de Recreación y Deportes, logramos conseguir todas las facilidades de vivienda y deportivas de la Base Ramey de Aguadilla, traspasadas al gobierno estatal por los Estados Unidos. Veinte y siete (27) residencias, oficinas, piscinas, auditorio, canchas y hasta un hospital.

Se llamaría, El Centro de Recursos Humano (CEDEREHU) y cubriría todas las disciplinas, pero… había un presidente del Comité Olímpico de Puerto Rico, de nombre Germán Rieckehoff Sampayo, que se oponía al proyecto del gobierno y quería establecer un Albergue Olímpico en Salinas.

El resto es historia, al salir José Celso Barbosa y entrar Pedro Barez Rosario como secretario, todo cambió y nos quedamos sin Ramey. Chinas por botellas.

No conforme con lo acontecido y teniendo mis dudas con la ubicación en Salinas, un día del mes de junio de 1984, junto al Ing. Sixto Pérez, llegamos al Albergue a las 2:30 de la tarde a coger la temperatura en la cancha de fútbol.

Noventa y un (91) grados Fahrenheit.

Miramos a nuestro alrededor y a lo lejos vimos el pasto seco. Eso basto para saber que eso no podía ser el mejor sitio para entrenar atletas. Y menos de día.

Si alguien, con genuino interés, se aventurara a ir a demostrarle al presidente Rivera que hoy, con el cambio climático, la temperatura debe ser mas alta que hace treinta y cinco (35) años atrás, le haría un gran favor a nuestros jugadores de las selecciones y a la FPF.

Utilizar $30,000.000 millones para invertir en un fideicomiso del Banco Popular, una entidad privada, cuando existen instalaciones municipales y estatales que reúnen parte o la totalidad de lo requerido, para que nuestras selecciones nacionales puedan tener lo que anhelan… es un horror, un «herror» y un gran disparate.

¿Habrá algún miembro de la Asamblea General que quiera más información, antes del 28 de septiembre, para evitar esta posible atrocidad? Que me llame.

Nota editorial: Fútbol Boricua (FBNET) Inc., ni sus patrocinadores y socios, necesariamente se solidarizan con las expresiones vertidas en esta columna.

Comentarios

Comentarios