Me tome dos días para escribir este editorial, muchos me decían por twitter que no era necesario un análisis que habíamos ganado y era lo importante, yo digo que mi responsabilidad como periodista es hacerlo se gane, se pierda o se empate. 

Este partido  tuvo una fuerte dosis de adrenalina, primero porque pude trabajar al lado de Jorge Mercader periodista y presentador de la cadena ESPN , un gran periodista que incluso leyó este blog y ya me recomendó pedir campo en algún diario nacional para tener una columna. 

Luego el estrés fue grande por el problema de las credenciales, ya que cuando se solicitaron la Federación las denegó y no quedó más remedio que ver el partido con toda la afición, lo cual fue una experiencia que viví hace 12 años por última vez, precisamente en una eliminatoria y contra Estados Unidos.

Aquella vez yo tenía 16 años, ya mi fiebre por el fútbol era grande y me encantaba ir al estadio cuando la sele jugaba, aquella noche mágica de Rolando Fonseca me hizo gritar de euforia, tanto que fui de las cientos de personas que invadimos el terreno de juego y me acuerdo que busque a Fonseca para pedirle que me firmara la camisa que me acompaño esa noche, obviamente quería ese recuerdo.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.
El viernes me devolví en la historia, hace doce años cuando aquella generación de Rolando Fonseca, Hernán Medford, Paulo Wanchope, Luis Marín y todos aquellos que nos deleitaban con su fútbol. Eran bastante atrevidos, llegaban y encaraban al rival, Medford se atrevió a decirle a México que ya no era el grande de la Concacaf y sileció el azteca que pro primera vez vió a una selección centroaméricana ganarles ahí. 

Hablemos de los jugadores, la afición cumplió que ambiente se vivió desde las graderías, la afición reventó de alegría, tres goles que sabían a Mudial, que nos ponían a bailar zamba como locos. Que experiencia y lo más divertido fue ver a Mercader celebrar con los ticos, me di cuenta que nosotros somos así: pura vida, y hacemos sentir a la gente en casa. 

Jugadores que diferencia cuando ustedes mismos se quitan la mentalidad de mediocres, cuando deciden demostrar porque son cotizados en Europa, cuando a Bryan Ruíz no le da miedo como decimos “meter pata”, cuando Celso Borges se vuelve loco y cuando adquirimos una actitud de triunfar, ir al frente. 

Es que así como los he criticado también los felicito hoy, se portaron a la altura. Ustedes querían lavarse la cara ante la afición y lo lograron, tienen un 100 en actitud. Jorge Luis Pinto, yo he dicho muchas veces que usted no sabe que hacer con nuestros jugadores, y lo sostengo porque su orgullo, terquedad a veces es superior quizá a la humildad de reconocer que ciertos jugadores no deben estar en Selección Nacional. 

Muchas veces se ha discutido sobre su planteamiento, la identidad del fútbol tico y todos los argumentos que usted sabe siempre le pongo en la mesa de discusión. Hoy quiero decirle que cuando usted rompe el guión, cuando deja que se vuelvan locos , logramos lo del viernes.

Yo creo que esta debe ser la alineación titular, ya le enseñaron que son ellos los que deben estar  en la cancha. No busque más, no pruebe más. Me gustó ver a Bryan Oviedo, el no jugar el último partido lo hizo llegar lleno de coraje y demostrarle a usted que fue un error quizá no llevarlo. 

Esa selección que ataca, va al frente, la que gana sin sufrir , la que es rebelde , la que nos hace gritar “ole “ en la cancha, esa Jorge Luis Pinto Afanador es la que al menos yo quiero ver, yo no me conformo en ganar, que Costa Rica tenga esa actitud, que sepamos a que jugamos y como jugamos.

Que diferencia es ver su esquema donde deja  que vayan al frente, si tenemos los jugadores para hacerlo, usted nos quería sorprender y eso ya lo logro. Una noche no quitaría lo desacuerdo que esté aún en muchas cosas, más hoy hablamos que fue una buena noche ver como usted rompió el guión y exigió que a su Pinto se le metiera una buena porción de huevos.

Es que todo jugaba a nuestro favor y usted supo explotarlo, eso don Jorge es lo que queremos ver. Que su discurso no sea variante y contradictorio, que juguemos a lo que salga. Decía Chope que el rival estaba estudiado y  fue así.

Ahora estamos a tres puntos de clasificar, no me ciego tampoco México no esta bien y  eso ayuda . Tenemos que seguir por este camino, crear nuestra identidad futbolística.

Comentarios

Comentarios