A la izquierda, el delantero David Foley se apresta a lanzar el penal que convirtió en el minuto 37 para darles la ventaja a los Islanders. (Suministrada / Puerto Rico Islanders / Josué Rivera )

lunes, 15 de agosto de 2011
Esteban Pagán Rivera / Primera Hora

El director técnico de los Islanders de Puerto Rico, Colin Clarke, está que se ríe solo.


Razones tiene. La Tropa Naranja dio el pasado sábado otra muestra de que comienza a jugar su mejor fútbol en el tramo final de la temporada de la North American Soccer League (NASL) al derrotar a los líderes indiscutibles del torneo, RailHawks de Carolina, por marcador de 2-0 en el estadio Juan Ramón Loubriel.
Fue la tercera victoria consecutiva de los Islanders -todas blanqueadas-, racha que llega luego de la decepcionante eliminación en la Liga de Campeones de la Concacaf ante Isidro Metapán de El Salvador en la ronda preliminar.

“Muchas personas se preguntaron cómo responderíamos a la eliminación de la Concacaf y creo que hemos contestado esa pregunta”, dijo ayer un satisfecho Clarke al conversar con Primera Hora.
El técnico norirlandés, conocido por su énfasis en el juego defensivo, alabó la racha de blanqueadas conseguida por sus pupilos. “Estoy bien contento, es algo en lo que hemos trabajado desde el principio de la temporada. Si no sacábamos ese resultado (el sábado), ya el título de temporada regular iba a ir a Carolina”, evaluó Clarke.
Y es que los Islanders acortaron la ventaja de los RailHawks a seis puntos luego de haber estado atrás por 12 tantos a mediados de julio. De hecho, a los naranja aún les queda otro juego local contra los subcampeones RailHawks en el Loubriel el 17 de septiembre. A Carolina le quedan ocho partidos en el calendario mientras a los naranja les restan siete.
“Sentí que el juego de anoche (sábado) era de juego de playoff y creo que respondimos bastante bien. El mediocampo estuvo muy bien repartiendo balones y los delanteros causaron muchos problemas. En general, fuimos el mejor equipo y nos merecimos el resultado”, subrayó Clarke.
Los naranja contaron con una gran actuación del portero Ray Burse, quien se creció ante la potente ofensiva de los RailHawks, el conjunto más goleador de la NASL con 40 goles. En la ofensiva, el británico David Foley sumó el primer gol, vía penal, en el minuto 37 y el veterano mediocampista Petter Villegas sentenció el marcador final en el 86.

“Podemos seguir mejorando en defensa, ya que el portero estuvo muy ocupado y nos mantuvo en el partido. Burse estuvo sensacional”, sentenció Clarke.
Los naranja regresarán a la cancha el próximo sábado cuando visiten a FC Tampa Bay. El conjunto boricua espera contar con el defensa Scott Jones, quien salió lesionado el sábado por una concusión, pero las pruebas resultaron favorables.

Comentarios

Comentarios

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.