Los integrantes de los Islanders asumieron la responsabilidad por las derrotas en juegos de campeonato

RESPALDO. Noah Delgado fue uno de los jugadores que le dio su apoyo al director técnico Colin Clarke.

Por Luis Santiago Arce / larce@elnuevodia.com
endi.com

Bayamón – Dentro de sus grandes logros recientes, la realidad es que ‘la tropa’ no ha logrado conseguir la gran conquista deseada, pero las huestes parecen seguir firmes detrás de su ‘general’.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

En medio de los cuestionamientos públicos desfavorables que se han incrementado en los últimos días en contra de su entrenador, Colin ‘General’ Clarke, los jugadores de los Islanders de Puerto Rico parecieron asumir ayer la responsabilidad por la incapacidad que han tenido para completar una gran hazaña en diversos escenarios de competencia desde el 2007 hasta el presente.

El ejemplo más reciente fue el pasado domingo en Trinidad y Tobago, donde ‘La Tropa Naranja’ cayó 2-1 ante el club anfitrión W. Connection en el juego final de la ronda de campeonato del Caribe, entre dos equipos ya con pase asegurado a la Liga de Campeones 2009-2010 de la Liga de Campeones de la zona Concacaf.

Una semana antes habían perdido 1-0 ante los Whitecaps de Vancouver, que también los vencieron 2-1 el año pasado en la disputa por el título del torneo Primera División de la United Soccer Leagues (USL), aunque en medio de esos partidos lograron un triunfo 2-0, en tiempo extra, sobre el haitiano Tempete FC en la ronda semifinal del certamen caribeño.

“Aquí el único problema es que no pudimos ganar el campeonato del Caribe y que perdimos un juego hace dos semanas en Vancouver, que fue nuestra primera derrota de serie regular en la liga en mucho tiempo, pero lo importante es que queremos ganar trofeos. Se lo debemos a la gerencia, a los fanáticos, a todo el mundo en Puerto Rico y a nosotros mismos”, dijo ayer el capitán y mediocampista de los Islanders, Noah Delgado, a El Nuevo Día previo a una sesión de práctica en el Estadio Juan Ramón Loubriel de Bayamón.

Según expresiones previas del vicepresidente de operaciones del onceno, Isaac ‘Sao’ Nieves, ya es tiempo de hacer ajustes tácticos y estratégicos en partidos de trascendencia con miras a lograr finalmente alguna corona, que los elude desde que cayeron en semifinales de la USL-1 en el 2007 por vía de penales ante los Sounders de Seattle.

En los pasados meses, sin embargo, tuvieron una brillante campaña en el torneo Concacaf de clubes 2008-2009, con notables triunfos, entre otros, sobre la Liga Deportiva Alajuelense (Costa Rica), Santos Laguna (México), Marathón (Honduras) y 2-0 en el partido semifinalista de ida en ‘La Islandera’ ante el azteca Cruz Azul, aunque no pudieron sostener el resultado hace un mes en la vuelta, que también los vio caer en penales.

“Nosotros mismos nos hemos sentido molestos… y sabemos que hay razones para que la gente pueda sentirse molesta, pero estamos trabajando duro. Queremos traer trofeos a casa y campeonatos para el club, pero no hemos podido lograrlo todavía”, expresó Delgado, restando méritos a las críticas contra Clarke por haber iniciado con una mayoría de suplentes el domingo ante W. Connection.

“Teníamos en el terreno un equipo bueno, muy capaz de haber ganado en la final el campeonato, con jugadores que aquí no han tenido mucho tiempo de juego, pero que serían, o han sido, titulares en muchos equipos de la USL”, agregó.

El defensor John Krause, a su vez, reconoció que “cuando juegas en una final, no importa si es de un pueblo, regional, cualquier final, siempre es importante, quieres ganarla y duele mucho cuando no lo consigues. Estamos decepcionados… salimos a ganarlo porque era un juego importante, pero simplemente no lo hicimos”.

Su colega, el boricua Alexis Rivera, aseguró que no hay problemas mayores entre jugadores y el cuerpo técnico. “No debemos desesperarnos mucho. No ha pasado nada todavía. Obviamente hemos perdido trofeos importantes, pero este año tenemos otra vez una gran oportunidad y si nos dejamos frustrar por el pasado, no vamos a tener las mentes en su lugar para el objetivo, que es el campeonato de este año (en la USL)”, concluyó.

Comentarios

Comentarios