La Puerto Rico Islanders Soccer Academy termina el semestre con una concurrida actividad que premió el talento futbolístico.

Por Yaritza Rivas / yrivas@elnuevodia.com

Los niños y jóvenes de la Puerto Rico Islanders Soccer Academy (PRISA) aplaudieron eufóricos a Marco Vélez, el único puertorriqueño que juega a nivel profesional en la Mayor Soccer League (MLS).

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

Vélez sacó de su tiempo ayer durante sus vacaciones de Navidades para asistir a los juegos finales de los intramurales de este semestre de la Academia, que pretende desarrollar desde temprana edad a futbolistas locales.

“Espero que hallan disfrutado del torneo”, les dijo a más de un centenar de participantes del torneo intramural, previo a que se entregaran los premios a los jugadores y equipos más destacados en una sala atestada de padres del ala derecha del Estadio Juan Ramón Loubriel de Bayamón.

Vélez les instó a los participantes de la Academia que se mantuvieran jugando fútbol. “Ustedes pueden hacer lo mismo que yo”, les dijo y añadió que se siente orgulloso de representar a la Isla en la MLS.

«Ustedes pueden hacer lo mismo que yo. Espero que hayan disfrutado el torneo»- Marco Vélez

Acto seguido inició la extensa premiación de la temporada, dedicada al alcalde bayamonés Ramón Luis Rivera, hijo.

La Academia tuvo una ma-trícula este semestre, que inició en agosto, de 412 jugadoras y jugadores de entre ocho y 20 años, informó Iván Mraz, director de PRISA.

Mraz, nacido en la antigua Checoslovaquia y con una extensa carrera en el fútbol, aseguró que la escuela de alto rendimiento de los Islanders tiene la intención de formar integralmente a los niños que participen en la Academia. Y adelantó que el próximo curso será anual, en vez de semestral.

Mraz dijo que a partir del próximo año extenderán la temporada porque “un niño necesita estar en constante movimiento si queremos que crezca por el buen camino”.

Así lo afirman algunas de las jugadoras de la categoría femenina de 15 años.

La portera Suzette Rodríguez aseguró que la academia le ayuda a distraerse de la escuela. Pero más allá que una simple distracción, Rodríguez es una de las jugadoras más destacadas en su categoría.

“Sin ti no hubieramos llegado donde estamos en la Liga”, aclaró la madre delegada del equipo, Teresa Rivera, queriendo resaltar los logros de la tímida adolescente.

El entrenador, José Luis López, lo confirmó y añadió que la plantilla juvenil femenina tiene la madera para llegar a jugar para universidades o en la selección nacional en un futuro.

“Hay chicas de mucha calidad”, insistió López al nombrar a Rodríguez y Marie Reyes.

Reyes es una de las jóvenes becadas para asistir a la Academia. Anteriormente jugó en el club de Quintana.

Ahora, la quinceañera agradece la oportunidad que le brindan para desarrollarse como futbolista. “La Academia me ha ayudado física y emocionalmente”, aseguró.

Otro que ve talento madurando en la Academia es Hilton Prado. El entrenador de los chicos de 15 años celebró el campeonato de la Liga Metropolitana. Según Prado, la liga tiene talento y lo están rindiendo óptimamente.

Finalmente el secreto de este proyecto, según Mraz, es germinar un grupo de reserva de jugadores para equipos locales con quienes los puertorriqueños se puedan identificar y sentir orgullosos.

Comentarios

Comentarios