La Liga de Puerto Rico (LPR) fue cancelada en su modalidad femenina y masculina, a causa del COVID-19. La decisión se tomó en una reunión del Comité Ejecutivo de la Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF) que se llevó a cabo el 5 de agosto.

Cabe destacar que el último encuentro de la Liga Puerto Rico, perteneciente a la jornada número 17, en ambas ramas, se llevó a cabo hasta el domingo 8 de marzo de 2020.

El presidente de la Federación Puertorriqueña de Fútbol, Iván E. Rivera compartió que «las razones principales por las cuales se canceló la temporada 2019-2020 de la LPR fue para guardar la salud y la seguridad de nuestros atletas, y nuestro staff, que trabaja en dicha competencia; ya que la salud y la seguridad siempre ha sido la prioridad para nosotros desde que comenzó esta situación y queremos mantener nuestra gente a salvo”.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

 

 

 

Por otra parte, varios presidentes de clubes pertenecientes a la LPR comentaron acerca de sus reacciones y lo que podría afectar la decisión de la FPF a estos equipos. Héctor Solá, presidente del Puerto Rico Surf expresó que piensa que es «una decisión lógica con la situación actual del país».

Añadió que “los clubes tienen que concentrarse en nuevas estrategias de entrenamiento en lo que se puede regresar a la competencia. El fútbol y los clubes tienen que ajustarse a la realidad del mundo y buscar nuevas formas de hacer y enseñar el futbol, una vez la situación este estable y tengamos una nueva normalidad podremos pensar en la competencia, por el momento tenemos que entrenar y perfeccionar el juego de TODOS nuestros jugadores no importa la edad.”

De igual forma, el presidente de Metropolitan FA, Jorge Silvetti, expresó que está “sorprendido por la noticia”. Entiende que es una decisión del comité ejecutivo, una decisión ajena a los dirigentes de los equipos y dicho comité tendrá sus razones de haber cancelado la Liga Puerto Rico. Silvetti, junto al equipo de trabajo, querían continuar, y en todas las conversaciones que han existido con los clubes se han mantenido la misma visión.

Añadió que la pandemia ha afectado al club, las órdenes ejecutivas, logísticas y gastos, independientemente que la FPF no le cobró la competencia de este año, ni la próxima, ellos incurrieron a muchos gastos para la reapertura, protocolo, entrenadores y jugadores con la finalidad de continuar. En resumen, acepta la decisión de la federación y continuarán trabajando y apostando en el fútbol puertorriqueño.

Al mismo tiempo, el presidente de SPADI FC, Dariel Collazo, expresó que entiende la decisión de la federación. No le sorprendió, pero le hubiese gustado que la administración esperara un tiempo y evaluaran como podía tornar la pandemia. También, que la FPF realizara una reunión antes de la decisión final. Así mismo, se afectan los jugadores al no tener un entrenamiento continuo, añadiendo la integración de las medidas de seguridad.

Comentarios

Comentarios