Benjamín «Pito Cornflakes» Martínez camina el nuevo césped sintético de la Academia Quintana con el senador Henry Neumann Zayaz. Suministrada

Cataño, Puerto Rico – La anual Copa Quintana regresa este año tras no poder ser celebrada en el 2020 debido a la pandemia por el COVID-19. La misma se empezará a disputar el fin de semana de la próxima semana.

Benjamín «Pito» Martínez, expresidente y director técnico de la Academia Quintana, en entrevista con FBNET explicó que la Copa Quintana siempre ha sido la preparatoria de clausura para el fútbol en Puerto Rico. Evento donde los clubes de alto nivel saben las capacidades físicas con las que cuentan durante 3 a 4 semanas.

Este año participan 80 clubes aproximadamente. Será el debut de la Copa Quintana en el nuevo césped sintético inaugurado este año construido con fondos públicos.

Anuncio
Haz click en la imagen y únete a la comunidad hoy.

 

Los jugadores y cuerpo técnico de la Academia Quintana no han enfrentado obstáculos en los entrenamientos y competencias debido a que en el comienzo de la pandemia siguieron los protocolos de prevención de contagio contra el COVID-19.

«Aún seguiremos de igual manera en la Copa. Todos siempre protegidos con mascarilla. Niños de 12 años en adelante que estén vacunados. Todo se estará explicando en el congresillo este próximo sábado»,  explicó el director técnico.

A todo vapor los intercambios deportivos de Quintana a nivel internacional

Por otro lado, las próximas metas de la Academia Quintana es el añorado sueño de varios años de realizar intercambios de jugadores mediante alianzas con clubes. 

«Gracias al nuevo presidente, Joaquín Rodríguez que tiene visión, hicimos alianzas en Santo Domingo, Panamá y México», sostuvo Martínez.

«Fichamos a Joseph «Jackie» Marrero y Kikito que estuvieron en México», agregó el director técnico.

A los chicos con talento que tengan 15 años en adelante los van a mantener fuera del país entrenando, jugando en ligas de segunda. Situación en la que pueden crecer junto a su fútbol a un buen nivel y con la misma bendición ser fichados profesionalmente.

«Nuestra primera ayuda después de Dios viene del Departamento de Vivienda y es importante ya que ellos nos han permitido abrirle las puertas a cada niño que entra por el portón de la Academia Quintana. Nosotros no buscamos campeonatos, buscamos salvar vidas», sostuvo Martínez.

El año entrante van aprovechar el tiempo para mandar a todos los jugadores del club a pasar por esa experiencia internacional.

Comentarios

Comentarios