La Selección puertorriqueña sacó de carrera a la República Dominicana en las eliminatorias de la Concacaf rumbo a Sudáfrica. (Archivo )

martes, 15 de junio de 2010
Esteban Pagán Rivera / Primera Hora

Nuestro país, reconocido por boxeadores, peloteros y baloncelistas, nunca ha tenido una selección en la Copa Mundial de Fútbol, el evento deportivo más seguido del mundo.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

Sin embargo, hace dos años, Puerto Rico sorprendió al resto de la región cuando logró un empate, 2-2, ante la eventual mundialista Honduras en el estadio Juan Ramón Loubriel de Bayamón.

El resultado, desde el punto de vista deportivo, era insignificante, ya que Honduras había ganado el primer partido en suelo catracho, 4-0, por lo que aseguró su pase a la siguiente ronda de la eliminatoria rumbo a Sudáfrica 2010 en la Confederación del Norte, Centroamérica y el Caribe (Concacaf).

Sin embargo, la semilla estaba sembrada y Puerto Rico estaba destinado a seguir desarrollándose en el Deporte Rey.

Pero los frutos nunca se recogieron. Dos años después, la Selección Nacional no ha vuelto a tocar la cancha. Ni para una práctica, ya que, según la Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF), no existen los recursos económicos para reunir el onceno boricua.

Y para un grupo de futbolistas que ansían ponerse la camisa de su país, ya es suficiente.

“Queremos competir y queremos representar a nuestro país. Lamentablemente, parece que el mensaje no le ha llegado (a la FPF) porque no se comunican con nosotros (…) Cualquier selección de Puerto Rico hace algo, por lo menos una vez al año. Nosotros no hemos hecho nada, ni una llamada nos han dado”, dijo con evidente frustración el defensa Marco Vélez, quien llevó la banda de capitán en el 2008.

Y con la llegada de la Copa Mundial, los jugadores boricuas no pueden evitar pensar qué hubiera sido de la Selección si se hubiera mantenido activa. Aunque Puerto Rico se quedó lejos de Sudáfrica, gran parte de los países que no clasificaron al Mundial sí se mantuvieron activos en numerosos partidos amistosos.

“Después de esa actuación, como la que tuvimos ante Honduras y República Dominicana, esperábamos que la Selección Nacional se mantuviera junta, y que al menos, tuviéramos amistosos para darle publicidad y auge a nuestra Selección. Mucha gente vino y nos apoyó”, recordó por su parte Alexis Rivera.

“Creo que esa gente se quedó con las ganas”, añadió.

Por otro lado, el nacionalizado Noah Delgado recomendó que se comience a trabajar desde ahora con el futuro del fútbol: las categorías menores.

“No sé nada de las categorías menores. Tienen que empezar ahí: con los sub-14, los sub-20… tenemos que tener selecciones de esas edades para que crezcan, ya que ellos van a jugar con nosotros en dos o tres años. Para mí, tenemos que cambiar muchas cosas, porque (los futbolistas) no la estamos pasando bien”, indicó Delgado.

Otro que no ocultó su frustración fue el norirlandés Colin Clarke, quien fue el director técnico del onceno boricua en las clasificatorias.

“Todos estamos frustrados… Necesitamos que el equipo nacional jugue, aunque sea una o dos veces en partidos amistosos. Sé que cuesta dinero, pero alguien tiene que hacer que suceda, ya sea la Federación o el Gobierno”, sentenció Clarke.

Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorIslanders tocaron fondo
Artículo siguienteSelección sub-21 masculina quiere una oportunidad
Edwin Jusino
Director Ejecutivo de FutbolBoricua.net. Actualmente estudiante de Historia de las Américas en programa combinado Maestría/PhD de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, Recinto Metropolitano. Lleva más de una década cubriendo el fútbol de Puerto Rico. Actualmente está trabajando su disertación doctoral sobre el pasado presidente de la FPF, el Dr. Roberto Monroig. Hincha del Club Atlético de Madrid y de la Selección Nacional de Fútbol de Puerto Rico. Puede contactarle via twitter o Instagram en @erjusinoa