Héctor "Pito" Ramos al ser anunciado como nuevo fichaje del Puerto Rico FC. por Edwin Jusino
Héctor «Pito» Ramos al ser anunciado como nuevo fichaje del Puerto Rico FC. por Edwin Jusino

BAYAMÓN – Quizás sea buen momento para hacer una valiosa aclaración: no es lo mismo jugar para un club profesional que ser parte de un Equipo Nacional, pero hay un trío de futbolistas boricuas que en estos días sienten la misma emoción.

El delantero Héctor ‘Pito’ Ramos, junto a los mediocampistas Joseph ‘Jackie’ Marrero y Jorge ‘Georgie’ Rivera, son actuales figuras centrales de la selección mayor de Puerto Rico, y al mismo tiempo son ahora compañeros de equipo en el club Puerto Rico FC (PRFC), que debutará este sábado 2 de julio como franquicia de expansión en la North American Soccer League (NASL) recibiendo la visita del Indy Eleven en el Estadio Juan Ramón Loubriel de Bayamón.

Para Ramos y Marrero, incluso, es una experiencia repetida ya que hace unos años fueron parte de la plantilla de los desaparecidos Islanders de Puerto Rico. El grupo también incluye con experiencias previas similares a Alexis Rivera Curet, quien aún es parte del programa nacional y fungirá en el PRFC como Enlace Con La Comunidad.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información

“Eso siempre es un honor. Es una bendición llevar la bandera de Puerto Rico en el pecho, y además de eso, representarla aquí con mi familia y con todos y cada uno de los que me han apoyado a lo largo de mi carrera. De verdad que es una bendición y esperando en Dios seguir aportándole al fútbol de aquí, seguir aportando a la selección y al PRFC. Esa es la mentalidad que tengo entre ceja y ceja. Tratar de mantener el nivel y seguir mejorando poco a poco en todos los sentidos”, dijo Ramos, de 26 años de edad.

Marrero, a su vez, destacó que “de verdad que es un orgullo. Como siempre he dicho, es un sueño cumplido representar a mi país, sea con la selección o sea con un equipo local. Siempre son experiencias bonitas. Es algo espectacular”. Rivera, sin embargo, posiblemente aún necesite algo de orientación en el tema.

“Estoy tratando de entender que hay una diferencia entre la selección y el club, pero comoquiera dice Puerto Rico y se siente, se siente”, comentó Rivera, quien está a punto de hacer su debut en el profesionalismo a los 20 años. “Es un orgullo para mí tener la oportunidad de estar jugando profesional a esta edad, que es lo que uno siempre quiso. Me siento tranquilo”, agregó.

Como jugadores nativos, asimismo, podrán jugar frecuentemente ante sus familiares, amigos, allegados y fanáticos en general que les darán apoyo dentro y fuera del terreno de juego, pero que también podrían hacerles exigencias de buen rendimiento.

“Al contrario. Diría que más alegría porque pienso que esa gente viene a apoyarnos de corazón. Viene a darnos la mano y eso es lo más importante”, subrayó Ramos. “Siempre hay presión, haya gente o no haya gente, porque uno siempre quiere hacer las cosas bien. Quiere anotar goles y quiere tratar de aportar lo más que pueda al equipo. Pienso que siempre va a haber presión, pero para mí va a ser una alegría ver esas gradas llenas, si Dios permite, con fanaticada de diferentes lugares. De verdad esperemos en Dios que sea así y que se llenen los partidos”, añadió.

Marrero, por su parte, indicó que “no creo que sea presión. Es más un acto de motivación, de querer hacer las cosas bien y siempre dar lo mejor de uno”, y Rivera enfatizó que “me siento tranquilo. El fútbol no se trata de presión, sino de disfrutarlo y de concentración. Estoy tranquilo. Las personas que van a ir a apoyarnos al estadio van a ir a disfrutarlo y a ver lo mejor que uno sabe hacer, que es jugar fútbol. Estoy tranquilo, nada de presión”.

Todos, asimismo, valoran la oportunidad de jugar con el PRFC, que tiene de dueño al famoso baloncestista de ascendencia boricua, Carmelo Anthony, y en una liga que cada día tiene mayor reconocimiento en la comunidad futbolística.

“Es una oportunidad única porque te abre muchas puertas, te abre muchos caminos y te da mucho conocimiento en el fútbol ya que vas a estar jugando en una liga reconocida afuera. Quiero aprender de todo esto y estar tranquilo. En cada día y cada práctica estar enfocado y aprender lo más que yo pueda para así después poder ayudar a los más jóvenes que yo”, declaró Rivera, y Marrero, de 22 años, aseveró que “representa  trabajo, dedicación. Representa sacar lo mejor de mí y estamos puestos para eso. Para hacer buen trabajo y enorgullecer, más que a mi familia, a la Isla entera y hacer las cosas bien en todo lo que quiero”.

Para Ramos, además, “es más exposición. La mentalidad siempre ha sido tratar de llegar a MLS (Major League Soccer). De verdad que es una de las metas que siempre me he propuesto y me gustaría jugar en MLS. Sería para mí algo bien especial y bien significativo en cuestión de exposición, económicamente y en todos los sentidos. Estar con PRFC es la mejor opción que he podido tener ahora y la mejor opción que he podido aceptar. De verdad que no me arrepiento. Contentísimo por el trato que me han dado aquí”.

Elogió, asimismo, la positiva acogida que ha tenido en el PRFC desde su reciente fichaje tras su participación en el Águila FC, subcampeón de Primera División en El Salvador.

“Llegué tarde a la pretemporada, pero me han acogido como si llevara toda la pretemporada con ellos. De verdad que esperando hacer las cosas bien para seguir subiendo de nivel poco a poco, seguir exponiéndome y que los que vienen subiendo del fútbol de Puerto Rico, los menores, se den cuenta que aquí hay una liga y que si uno trabaja fuerte y hace las cosas bien, Dios va a premiarnos algún día”, enfatizó Ramos.

Rivera Curet, por último, sentenció que Ramos, Marrero y Rivera “ahora mismo están cargando la responsabilidad de hacer que el fútbol en Puerto Rico se mantenga. Creo que era muy necesario tener figuras que sean fuertes y determinantes en el fútbol de Puerto Rico. Y ‘Pito’, ‘Jackie’ y ‘Georgie’ lo están logrando. Ahora ellos tienen una gran responsabilidad que es hacerlo bien, primero que todo, de  llevar ese mensaje a Puerto Rico que el fútbol está vivo y que los jóvenes de Puerto Rico sí tienen oportunidad de sobresalir en el fútbol dentro y fuera de la Isla”.

Comentarios

Comentarios