En el partido de ida de las octavos de final de la Europa League ante el PSV, el Valencia entraba con un buen sabor de boca tras la victoria conseguida este fin de semana en la Liga. Los de Unai Emery entraron arrasando y lograron situarse adelante con un 4-0. Pero lo que deja un poco insatisfechos a los fanáticos son los dos goles que consiguió el PSV, uno por penal de Mathieu y el otro por un gravísimo error defensivo, cerca del final del partido.

El Valencia entró mostrándose superior. En el minuto 11, un centro de Pablo Hernández y un remate de cabeza de Victor Ruiz dio el primer gol al Valencia. Luego en el minuto 12 un centro de Antonio Barragán, que hizo más de uno pero sólo este terminó en gol, fue rematado por Roberto Soldado. En el 43′ hubo un penalti de Strooman sobre Soldado y el Valencia se iba 3-0 al descanso.

Comenzó dominando el Valencia la segunda mitad cuando Pablo Piatti en el minuto 57 recibió grandiosamente un pase largo de Dani Parejo y resolvió con acierto en un mano a mano con el portero del PSV. Con el paso del tiempo fue decayendo el paso del Valencia y el PSV se aprovechó de un penalti cometido por Jeremy Mathieu en el minuto 83. Un gol  inoportuno en el 90′ del PSV complica un poco más de lo necesario la vuelta de las octavos de final para un Valencia que fue superior la mayor parte del partido.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

Aunque se van con una sabor agridulce, el partido sí les sirvió para terminar con la sequía de Soldado, resaltar el mejor momento de Parejo esta temporada y rehabilitar a Piatti con un gol de calidad.

Comentarios

Comentarios