Viernes, 27 de febrero de 2009
Esteban Pagan/ Saque de Puerta

La gran mayoría de los Islanders de Puerto Rico no serán puertorriqueños…¡pero qué clase de cría tienen esos muchachos!


Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

La victoria del pasado jueves sobre el Marathón de Honduras, 2-1, en la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones de la Concacaf trajo de vuelta a esos Islanders que, sencillamente, siempre encuentran la manera de ganar. Ese mismo equipo que sepultó a la Liga Deportiva Alajuelense, el Tauro FC y el Santos Laguna en el estadio Juan Ramón Loubriel, el cual los hinchas ahora llaman el “cementerio centroamericano”.


Tengo que aceptar que tras ver el partido amistoso ante el DC United el pasado sábado, temí lo peor. Los isleños no encontraban el gol y se veían fuera de ritmo. Incluso, el día antes del partido ante el Marathón, no lograban encajar goles ni en la práctica.


Pero el jueves, allí estaban esos Islanders que pusieron a soñar en grande a la afición boricua en el 2008. La victoria, sin duda, pone a los naranja a un paso de las semifinales de la Liga de Campeones. Sí, SEMIFINALES. Eso es igual a dos victorias y dos empates del Mundial de Clubes de la FIFA.


No obstante, quedan noventa minutos por disputar en San Pedro Sula el miércoles, los que, sin duda, no serán fáciles. Pero vamos a tomarnos varios minutos para analizar el partido de ida.


Bill Gaudette fue una pared

El portero titular de los Islanders fue uno de los grandes salvadores el pasado jueves. La realidad es que el Marathón no concretó muchos tiros a portería (nueve de ellos, para ser exacto, contra 19 de los Islanders), pero las veces que sí llegaron al área de Gaudette, el estadounidense se las ingenió para evitar más goles hondureños. No podemos esperar menos de Bill “The Wall”.


Jagdeosingh cambió el partido

La entrada del trinitense Kendall Jagdeosingh fue la inyección de energía y positivismo que necesitaban los Islanders. Para aquellos que se preguntan por qué no fue insertado en la alineación principal, Jagdeosingh no estuvo durante la mayoría de la pretemporada de los Islanders, ya que estuvo convocado por la selección de Trinidad y Tobago durante las clasificatorias para el Mundial 2010. Aunque no hizo el corte final para el partido ante El Salvador, Jagdeosingh demostró que los entrenamientos le vinieron más que bien. Su rapidez y precisión con el balón le dieron más dinamismo a la ofensiva naranja, y su gol, sencillamente, fue espectacular.


Islanders castigaron desde el principio

El director técnico del Marathón, Manuel Keosseián, lo había dicho. El club catracho tomó los primeros minutos para analizar al rival, y por poco les sale cara la movida. Los Islanders castigaron sin misericordia la defensa visitante, y fácilmente se pudieron haber llevado dos goles en esos primeros 20 minutos. Esa primera parte del partido les dio la confianza necesaria para eventualmente consumar la remontada.


Steele sigue haciendo de las suyas

La realidad es que le tomó tiempo, ya que durante el fogueo ante el DC United y en las primeras instancias del jueves, Jonathan Steele buscaba su ritmo ofensivo. Pero según pasaron los minutos, el mediocampista Jugador Más Valioso de la United Soccer Leagues tenía menos problemas en encontrar a sus compañeros, y el gol de Nicholas Addlery, para mí, fue 75% de su autoría.


Para el miércoles…

Para concluir, los Islanders le dieron un baño futbolístico al Marathón en muchos aspectos del juego. Una pena que no sacaron más goles. No obstante, el campeón de Honduras promete ser un rival difícil en su suelo. De hecho, el Marathón ya anunció que tendrá de vuelta a Emil Martínez, Mario Beata, Erick Morales y Mitchel Brown para el partido de vuelta, todos jugadores que no vieron acción en la ida. Así las cosas, los Islanders tienen su destino en sus manos. Si juegan de la misma manera en que lo hicieron el jueves, podemos esperar la visita de otro club mexicano en las semifinales de la Liga de Campeones. ¡Que gane el mejor!

Comentarios

Comentarios