Iván Rivera durante el proceso de elección. Foto suministrada FPF

Nadie ha sido más crítico que este servidor de la candidatura del ahora presidente electo Iván Rivera, pero por el bien del fútbol de Puerto Rico debe triunfar. No porque sea lo mejor para sus aspiraciones, sino porque el fútbol de Puerto Rico, como industria, necesita salir del estacandero en el que se encuentra desde ya casi una década.

Yo no puedo ser alguien que no soy. Soy vertical con mis asuntos, y me rehuso llamarle bueno a lo que esté mal. ¿De que tengo serias dudas sobre Rivera? Ya las he hecho públicas.

Sin embargo, tenemos que ver si el gas pela. Ya no es una mera teoría, sino que está en el puesto. Ahora hay que ver hasta donde llega en la práctica las promesas que realizó a un sin número de grupos y como esas promesas chocan con las realidades y los asuntos prioritarios que tendrá que atender comenzando el lunes que viene.

Anuncio
¡Hazte socio de nuestro programa de mebresías! Visita nuestra página en Patreon y entérate de los beneficios.

 

La Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF) tiene unos asuntos que no fueron atendidos con la prioridad y urgencia que tenían que tener. El primero de estos son las numerosas quejas que existen de clubes femeninos en relación a las prácticas depredadoras del Puerto Rico Sol. Entre el piratear jugadoras, hasta violentar el reglamento de la FIFA de que no puede haber doble participación en un mismo torneo. ¿Cual será la respuesta de la FPF? La respuesta de Rivera a este asunto sentará la pauta para su mandato.

Por un lado es de conocimiento general que el Puerto Rico Sol, particulrmente Shek Borkowski, fue un principal apoyo de la candidatura de Rivera; tal así que el voto del Grupo de los Jugadores, a cargo de la jugadora de PR Sol Laura Suárez, fue adquirido por este endoso. Por otro lado, están clubes como Águilas de Añasco y Gladiadores de Dorado, que se han visto afectado por las prácticas de pirateaje realizadas por Borkowski. ¿Favorecerá Rivera a sus aliados o favorecerá que se haga valer el reglamento de la FPF y de la FIFA?

Otro asunto que se ha quedado en el escritorio del saliente presidente Eric Labrador lo es el asunto de Oscar Rosa y sus acciones anti-deportivas en la final de la Copa de la Excelencia Joe Serralta IV de la Puerto Rico Soccer League. Por el bien del fútbol la FPF debe examinar los hechos de dicho caso y determinar cual sanción deben imponer. El dejar esta acción impune manda el mensaje que los reglamentos no hay que respetarlos.

Finalmente, hay que estar muy pendientes de los nombramientos a puestos claves que haga la administración Rivera. Particularmente el de Secretario General, Director de Prensa, y Director Deportivo. Estos tres puestos determinarán cual será la ruta que Rivera trazará. Un Secretario General incompetente solo traerá un desmadre administrativo a la FPF. Un Director de Prensa mentalmente cerrado, hostil a sectores de la prensa que fiscalizen la labor federativa, y que no sepa como comunicar efectivamente en redes sociales traerá un desastre en comunicaciones.

Lo mismo con el Director Deportivo; esta posición determinará el futuro de las Selecciones Nacionales, no solo en cuanto a jugadores que se reclutan para el programa sino en el estilo de juego y funcionamiento adecuado.

El balón está en tus pies, Sr. Rivera y el partido está a punto de comenzar.

Comentarios

Comentarios