Miércoles 12 de octubre de 2011
Daniel Gambarrotti | Sudamérica2014

Venezuela dejó de ser la “cenicienta” del continente después de conseguir la victoria más importante en toda su historia futbolera. La selección vinotinto jugó de manera estupenda y no se dejó intimidar por las estrellas argentinas, se quedaron atónitos con el buen juego venezolano. Messi no tuvo una buena noche, la defensa venezolana anuló todos los circuitos del ataque albiceleste obligando a los argentinos a improvisar jugadas que terminaban en la nada.

No hubo sorpresas en los primeros minutos del partido, Argentina propuso y Venezuela se defendía. Messi fue el primero en llegar para los gauchos, consiguiendo un remate a los 5’minutos de partido. Argentina comenzó a llegar, pero no encontraba espacios para rematar, ya que la defensa llanera estaba muy bien parada. Los venezolanos anticiparon todas las jugadas de los atacantes argentinos, que a medida que pasaba el tiempo se iban desesperando. A la media hora de juego, los venezolanos empezaron a jugar cómodamente, pero siempre de forma organizada sin dejar espacios para la contra Argentina. Los chamos tuvieron varias oportunidades claras de gol, la primera fue un cabezazo de Salomón Rondón que se fue por encima del travesaño y al final de la primera parte, Juan Arango remató un tiro libre violentamente y el arquero argentino Andujar tuvo que despejarlo con un manotazo.

Venezuela fue el dueño del balón en el arranque del segundo tiempo. La iniciativa venezolana sorprendió a muchos. Los argentinos solo podían despejar el balón a las bandas porque Venezuela atacaba con todo. Los atacantes llaneros, Miku Fedor y Salomón Rondón traían locos a los defensores albicelestes. 16 minutos de ataque venezolano bastaron para que el vasco Fernando Amorebieta pusiera a gritar “Gol” a toda la nación venezolana. Un gol de cabeza proveniente de un tiro de esquina. 15 años pasaron para que los llaneros le marcaran gol a los argentinos en las eliminatorias mundialistas, y la espera no vino en vano. El gol de Amorebieta le dio 3 puntos a los venezolanos y volvió a llenar las ilusiones mundialistas.


La clave para llegar al mundial de Brasil está en ganar todos los puntos posibles en casa. Cesar Farias apostó por un plantel alternativo en Quito y no le fue bien, pero en su casa fue con el plantel titular y consiguió una victoria histórica. Argentina sigue intermitente, juega uno bien y uno mal. Para la selección albiceleste no existen excusas válidas por no haber conseguido puntos en Venezuela, la afición tiene que estar muy decepcionada con este plantel.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

Comentarios

Comentarios