El director técnico de los Islanders, Colin Clarke (der.), aquí impartiéndole instrucciones al mediocampista Osei Telesford, dijo estar satisfecho con los últimos resultados del conjunto.  (Archivo)

martes, 19 de julio de 2011
Esteban Pagán Rivera / Primera Hora

Las buenas sensaciones han regresado a las filas de los Islanders de Puerto Rico.


Y son lo suficientemente buenas para buscar lo que parece una complicada remontada y terminar la temporada de la North American Soccer League en el primer lugar, posición que al momento es ocupada por los RailHawks de Carolina.
Lo complicado de la situación es que los RailHawks, con 38 puntos luego de 16 jornadas, le sacan 12 tantos a la Tropa Naranja, que ocupa el segundo lugar con 26. A la temporada de la NASL le quedan 12 juegos por equipo.

¿Imposible? No si le preguntan al director técnico de los Islanders, Colin Clarke.
“No nos vamos a dar por vencidos. Nos quedan ocho juegos en casa y tan sólo cuatro en la carretera. Y Carolina tiene que venir a dos juegos acá y eso es bueno”, dijo ayer Clarke a Primera Hora al llegar a la Isla proveniente de Minnesota, donde los naranja derrotaron el domingo, 1-0, a los locales Stars.
Sin duda, los Islanders tendrán la ayuda del calendario al jugar ocho de 12 juegos en el estadio Juan Ramón Loubriel. Además, el gran éxito de los RailHawks en la primera parte de la temporada -solamente perdieron un juego en los primeros 14- parece estar trabajando en su contra, pues el desempeño de sus jugadores no ha pasado por alto y ya transfirieron a su capitán Brad Rusin a Dinamarca. Incluso, según informes de prensa, su goleador Etienne Barbara podría terminar en la Major League Soccer.
Así las cosas, los subcampeones RailHawks, quienes perdieron la final el año pasado ante los Islanders, podrían ver marcharse a varias piezas claves.
“Tenemos que asegurarnos que cuando Carolina llegue (a Bayamón), estemos a buena distancia. Esto no es una carrera, es un maratón”, enfatizó Clarke.

Importante el segundo
De no conseguir alcanzar a los RailHawks, los Islanders lucharán por mantener la segunda plaza, la cual también, al igual que el puntero, otorga un pase directo a las semifinales.
Los equipos que finalicen entre la tercera y sexta posición jugarían en los cuartos de final, eliminatoria que se decidiría en un solo partido.
“Es muy importante. Eso te da una semana adicional para prepararte y esos juegos de eliminación sencilla siempre son un peligro. Tenemos que conseguir uno de esos dos primeros lugares. Los jugadores saben la importancia”, resaltó Clarke, quien también recordó que la cantidad de partidos aumentará de clasificar a la fase de grupos de la Liga de Campeones. La llamada “Concachampions” inicia su ronda preliminar el 26 de julio y la fase de grupos está pautada para arrancar en agosto.
Pero, por ahora, la Tropa Naranja centrará sus esfuerzos en alcanzar a los RailHawks y el primer paso será recibir la visita de los Strikers de Fort Lauderdale mañana, miércoles, en el Loubriel. El encuentro está pautado para las 8:05 de la noche.

Comentarios

Comentarios

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.