CAÑÓN OFENSIVO El delantero Nick Addlery (segundo de izquierda a derecha) se ejercita junto a varios de sus compañeros durante la práctica de ayer.  (Para Primera Hora / Israel González )

martes, 8 de marzo de 2011
Esteban Pagán Rivera / Primera Hora

El actual mes de marzo tiene un olor a nuevo para los Islanders de Puerto Rico. Los naranja estrenan nueva liga en la North American Soccer League (NASL) y además, le dieron la bienvenida a nuevas caras a la plantilla.

Pero más importante aún, se aprestan a entrar a la venidera temporada como los nuevos campeones de la Segunda División de Estados Unidos.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

Por primera vez en su historia, los Islanders comenzaron ayer una pretemporada como los campeones defensores cuando más de 30 jugadores, 16 de ellos bajo contrato, se dieron cita en el Complejo de Fútbol de Bayamón para iniciar el largo trayecto de la temporada 2011.

La venidera temporada de la NASL arranca el 9 de abril, cuando los Islanders visiten a los subcampeones los RailHawks de Carolina.

“Las expectativas van a ser mayores. Todos los equipos van a querer ganarnos y decir que le ganaron a los campeones. Vamos a tener ese blanco en la espalda. Tenemos que trabajar más duro que el año pasado”, destacó el defensa puertorriqueño Marco Vélez en conferencia de prensa luego del entrenamiento.

Un total de 14 jugadores de la pasada temporada repiten en la plantilla boricua, y a ellos se les unen los nuevos contratos de los defensas estadounidenses Jay Needham, Aaron Pitchkolan y el delantero Matt Bouraee.

En el caso de Needham, será la segunda temporada con los Islanders luego de ganar el premio de Novato del Año del 2007 con los naranja.

Luego, jugó dos años en Noruega y en el 2010 se unió al Aztex de Austin.

“Sabía lo que Colin (Clarke, director técnico) está trabajando aquí, y los campeonatos que han ganado desde que me fui. Cuando me enteré que me querían de regreso, me emocioné”, sostuvo Needham.

Por otro lado, el capitán Noah Delgado destacó la camaradería que se notó en el primer día de entrenamiento.

“Tenemos buenos jugadores, pero buenas personas también. Eso ayuda en el macro, que todos se lleven bien y tengamos las mismas metas. Con todos unidos, será más fácil”, evaluó Delgado.

Comentarios

Comentarios